C.M.L Madrid | viernes, 24 de octubre de 2014 h |

Impulsar la investigación enfermera y ampliar la autonomía del colectivo fueron los compromisos que el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, marcó durante el VII Encuentro de Investigación en Enfermería de Castilla y León. A su juicio es preciso ampliar “competencias en el cuidado de los pacientes para los profesionales de enfermería”. El consejero ha recordado que Castilla y León es la única comunidad que ha convocado plazas para todas las áreas de enfermería, pero además tiene intención de “impulsar competencias muy avanzadas y las especialidades en enfermería”. Asimismo, ha expresado su propósito de “reforzar” esa apuesta en las plantilla reconociendo algunos puestos progresivamente como el de enfermera especialista, en los concursos de traslados o en la movilidad interna, por ejemplo.En este contexto, Sáez considera que desde el punto de vista de la investigación existe recorrido, teniendo en cuenta que “quizá la enfermería se ha incorporado tardíamente”. Sin embargo, incidió en que la Junta ha realizado una convocatoria de diez plazas para investigadores, entre los que reservó dos plazas para el personal de enfermería que llevan a cabo investigación.

Con todo, el titular autonómico hizo alusión a la labor que desempeña el ministerio y la Mesa Estatal de Enfermería, precisamente para impulsar el papel del colectivo en el SNS.

Copago hospitalario

Por otro lado, el consejero castellanoleonés fue testigo la semana pasada de cómo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) rechazaba el recurso que presentó la Junta contra el copago hospitalario nacional. De esta forma, los magistrados ratifican la decisión adoptada por el ministerio de Sanidad y aclaran que la resolución recurrida no es una norma que deba estar incorporada a una ley, sino que es un acto administrativo.Los jueces insisten en que la orden de Sanidad tan solo concreta que la modalidad de pago por parte del paciente se enmarca en una de las dos previstas en la Ley del Medicamento, la reducida, que es la más favorable al usuario.