C. S. Madrid | jueves, 31 de marzo de 2016 h |

Las últimas novedades de terapia celular, el papel de los anticuerpos immunomoduladores o las citoquinas, son algunos de los aspectos que se abordarán durante el II Foro de Inmunología Traslacional e Inmunoterapia del Cáncer, celebrado en Sevilla el 11 y 12 de marzo.

Si bien se hará un repaso de los avances que se han producido entre 2015 y 2016, el mensaje que recalcan desde el Grupo Español de Terapias Inmuno-biológicas en Cáncer (Gética) es que se deberían invertir más esfuerzos en investigación para que en aquellos pacientes de que de inicio parece que no se pueden beneficiar de la inmunoterapia, pueda revertir su situación y hacerlos sensibles a esta opción.

El vicepresidente de Gética y oncólogo del Hospital Virgen Macarena, Luis De la Cruz, asegura que también se planteará la opción de, en el futuro, contar con modelos biológicos, animales o computacionales que ayuden a idear “mejores combinaciones de secuenciaciones de fármacos tanto de inmunoterapias entre sí, como inmunoterapia junto con tratamientos clásicos”.

El especialista resalta que España es uno de los países donde más investigación clínica se realiza. “Tenemos una elevada experiencia, gracias al buen sistema sanitario con el que contamos y los investigadores clínicos que hay en diferentes centros”. Los expertos prevén que las inmunoterapias se integren en el tratamiento multimodal de una buena parte de cánceres (pulmón, riñón, próstata, vejiga, mama, cabeza y cuello…).

“Estamos en el buen camino, sin duda porque en muy corto espacio de tiempo hemos visto como han aparecido nuevos fármacos inmunoterápicos que han demostrado un impacto notable en la supervivencia en nuestros pacientes y en tumores tan diversos”, añade José Antonio López, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Doce de Octubre ypresidente de Gética.

En el último año, la inmunoterapia se ha consolidado de una manera “jamás imaginada” y desde 2010 cada vez aparecen con más frecuencia innovaciones que superan las ya disponibles, recalca De la Cruz. A su vez, para el oncólogo del Doce de Octubre, la novedad más destacable de 2015 se produjo respecto al melanoma, mientras que en 2016 las innovaciones se centran en cáncer renal y de pulmón. “Son las dos patologías en las que se han visto resultados más contundentes y favorables con la inmunoterapia”, dice.

En cuanto al cáncer renal, “la secuencia del tratamiento está bastante bien establecida”. Recientemente, se ha publicado un estudio fase 3 randomizado en el que se ha comparado everolimus (comercializado por Novartis como Afinitor) en segunda línea con el tratamiento estándar y se ha demostrado un impacto en la supervivencia global (SG) superior a cinco meses”.