A.C. Madrid | viernes, 02 de octubre de 2015 h |

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid desmiente haber llegado a un acuerdo con la Consejería de Sanidad de Castilla- La Mancha para proponer en el Consejo Interterritorial del SNS la eliminación de los convenios que no estén al amparo del Fondo de Cohesión sanitaria, tal y como ha declarado el consejero castellano-manchego.

El convenio sanitario entre la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha se suscribió a iniciativa del gobierno castellano-manchego. En virtud de este convenio 126.308 ciudadanos de municipios del Norte de la provincia de Toledo y todos los residentes en la provincia de Guadalajara pueden beneficiarse de la asistencia en centros hospitalarios madrileños.

La Comunidad de Madrid entiende que la eliminación de este acuerdo perjudicaría a los castellano-manchegos. No obstante, si el gobierno de Castilla- La Mancha insiste en su resolución, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no considera procedente mantener un convenio con la oposición de una de las partes.

La polémica

Todo este embrollo viene de las declaraciones del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, quien días antes aseguró tanto él como Martos estaban de acuerdo en elevar la decisión al Interterritorial. “No podemos permitirnos un atisbo de duda sobre el uso de dinero público para la financiación de negocios de otro tipo, más si cabe cuando está en juego la salud de las personas y la sospecha de que los pacientes sean utilizados como un número más para cuadrar balances”, señaló el manchego, al tiempo que aseguró que prefieren invertir en su tierra los casi 65 millones de euros que esperan cobrar desde Madrid.

Fernández afirmó que de querer algún convenio que al amparo del Fondo de Cohesión y que lo fortalezca el Fondo de Cohesión sanitaria, “que es el que proporciona equidad en la atención sanitaria a los ciudadanos”.

Para el homólogo de Martos, discutir y retirar el convenio sanitario con Madrid forma parte del convencimiento de que si siguen por el camino propuesto por el PP, el sistema sanitario en España”va a variar significativamente a peor”.

De esta manera, considera un error que su financiación haya sido retirada en los presupuestos para 2016 sin tener una alternativa y sin saber qué hacer con los pacientes que vayan de unas comunidades a otras. Finalmente, el consejero ha afirmado que el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene como objetivo seguir trabajando para prestar una asistencia sanitaria “pública, universal y gratuita” a sus ciudadanos.