23 organizaciones de empleados públicos, entre ellas CESM y Satse, no descartan huelga general en el sector

br

| martes, 04 de septiembre de 2012 h |

La plataforma de sindicatos y asociaciones profesionales constituida por 23 organizaciones de empleados públicos contra los recortes prepara para el miércoles 12 de septiembre una “jornada de lucha a nivel del Estado” y no descarta la convocatoria de una huelga general en el sector, según anunció el secretario general del sindicato de enfermería Satse, Alejandro Laguna.

Acompañado de los representantes de las asociaciones, Laguna explicó en rueda de prensa que un día después de las concentraciones del 12 de septiembre la plataforma celebrará una reunión para coordinar nuevas acciones de protesta.

Pese a no haber detallado aún un calendario de convocatorias, la plataforma se ha puesto como objetivo reservar cada día de la semana a movilizaciones de sectores concretos, y el viernes al conjunto de los empleados públicos.

“No nos va a temblar la mano al convocar cualquier medida de presión y de lucha, e incluso una huelga general”, señaló el secretario general de Satse, después de indicar que, en la fase actual, la plataforma no tiene la “voluntad” de llegar a este extremo.

La convocatoria del miércoles 12 de septiembre, que incluirá una concentración en el complejo madrileño de Nuevos Ministerios, estará precedida de una reunión el día anterior en la que las organizaciones de empleados públicos coordinarán sus asesorías jurídicas, ya que “se están cometiendo distintos atropellos e irregularidades en la aplicación de las medidas de recorte”, aseguró Laguna.

Junto a esto, explicó que la plataforma aspira a mantener una “lucha sostenida” sin intención de “morir” en ella. Las actuaciones estarán dirigidas a “frenar las medidas del Gobierno”, al que la plataforma reclama “diálogo, negociación y consenso”, ya que los recortes en la actividad pública son “un problema de todos”, afirmó.

La plataforma, que ha celebrado este martes una reunión para coordinar las iniciativas de protesta, ha elaborado además un manifiesto en el que denuncia el desprestigio que está sufriendo la función pública y en el que reclaman medidas alternativas para resolver el déficit público, entre ellas la persecución del fraude fiscal o la implantación de un impuesto a las transacciones financieras.