RDL 16/2012/ UGT, CC.OO., Satse y CSI-F han enviado sus quejas a la institución

br

E.M.C. Madrid | viernes, 22 de junio de 2012 h |

La Defensora del Pueblo recibirá en estos días la queja formal de CC.OO., UGT, Satse y CSI-F sobre el RDL 16/2012 de medidas urgentes para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud con el objetivo de que la institución pueda recurrirlo ante el Tribunal Constitucional, en línea con la iniciativa de la Organización Médica Colegial o el sindicato CESM.

La ley les impide presentar un recurso de forma directa, aunque esperan que su protesta sea recibida “con cariño” por la responsable, ya que, insisten, la reforma vulnera claramente los artículos constitucionales que garantizan la igualdad de todos los ciudadanos y su derecho a una salud pública, universal y gratuita.

En País Vasco, la portavoz del gobierno autonómico, Idoia Mendia, ha confirmado en declaraciones a los medios, recogidas por EP, que ultiman con el gobierno central la creación de comisiones bilaterales como la aprobada con Cataluña para discutir los recortes en sanidad y educación. Su objetivo, recuerda, “es evitar judicializar los asuntos y obtener una respuesta antes”. Aún así, el gobierno vasco prepara ya un decreto que esquiva la revisión del copago farmacéutico y mantiene la atención a inmigrantes irregulares.

Por otra parte, el nuevo gobierno del Principado de Asturias tiene pendiente la decisión de seguir o no adelante con el recurso de inconstitucionalidad que decidió preparar el ejecutivo de Francisco Álvarez-Cascos a finales de mayo, cuando se encontraba ya en funciones. Los servicios jurídicos recibieron la indicación del entonces presidente obviando un requisito imprescindible, el dictamen del Consejo Consultivo, lo que, llegado el caso, podría ser causa de desestimación si finalmente deciden ir al Constitucional.

En el plano político, hay pocas novedades sobre el anuncio de Izquierda Plural, que estudia presentar un recurso ante el TC sobre los recortes sanitarios, un supuesto que, en su día, tampoco descartó el partido socialista, aunque con pocos avances a día de hoy.