GM Localización | viernes, 09 de octubre de 2015 h |

Los sindicatos de Baleares amenazan con convocar una huelga después de que la presidenta de las islas, Francina Armengol, haya decidido suspender la carrera profesional para los trabajadores del Servicio Balear de Salud. Así lo ha destacado el vicepresidente del Sindicato Médico de Baleares (Simebal), Miguel Lázaro, durante una protesta a las puertas de la sede del Ejecutivo autonómico, donde se han concentrado más de 500 personas.

Ya el presidente de esta organización sindical, Isidro Torres, explicó a este periódico el malestar de los médicos y que estaban barajando los paros como medida de presión (GM nº572).

Lázaro ha señalado que su sindicato ya ha comenzado los contactos con otras fuerzas políticas. “Estamos teniendo encuentros con los partidos y tenemos claro que Armengol no manda, manda Podemos, por lo que tenemos una gran esperanza puesta en el papel”, destacó.

De estos primeros encuentros el vicepresidente de Simebal ya sabe del apoyo del Partido Popular y de Propuestas por las Islas Baleares (PI). “Hemos pedido que MÉS haga de contrapeso y tenemos reuniones tanto con Podemos como con el PSIB, pero si no hay respuesta ni responsabilidad lo que pase será culpa suya”, manifestó el vicepresidente del sindicato.

Más organizaciones afectadas

Los sindicatos presentes en la concentración, Cemsatse (FSES), UGT, CCOO, Usae y CSI-F, han entregado una carta a Armengol en la que expresan su “rechazo” ante “la suspensión unilateral de los acuerdos sindicales” y expresan su “plena disposición al diálogo” para evitar “cualquier trastorno en los servicios públicos”, informa Europa Press.

El malestar ha llegado a otros sectores sanitarios. La Sociedad Balear de Médicos de Familia y Comunitaria (Ibamfic) ha emitido un comunicado en el que ha expresado su oposición a la medida del Gobierno balear. Ibamfic ha especificado que la carrera profesional no es “un derecho de los profesionales garantizado por imperativo legal” y no “un plus o un complemento salarial que puede ser recortado como tantos otros”.

La sociedad ha lamentado que los profesionales sanitarios hayan “sufrido sucesivos y severos recortes salariales y restricciones presupuestarias”. Los profesionales apuntan que las medidas emprendidas en estos últimos años han colocado a Baleares en la cabeza del “ranking de recortes a los médicos, mientras que está de las últimas en gasto sanitario per cápita”.