Premios BiC
Recortes/ Los sanitarios madrileños convocan una nueva movilización conjunta el 13 de enero tras la aprobación del plan de sostenibilidad

br

REDACCIÓN Madrid | viernes, 04 de enero de 2013 h |

Pese al rechazo expresado por todas las entidades profesionales, la Asamblea de Madrid dio luz verde el pasado 27 de diciembre al Plan de Garantías para la Sostenibilidad del sistema sanitario de la región, incluido dentro de los Presupuestos Generales de la comunidad para 2013, ya que este generará un ahorro de al menos 200 millones de euros para las arcas públicas regionales, tal y como viene recordado el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, que también ha calificado de “falsas e irresponsables” las protestas del colectivo sanitario.

Así, aunque el titular del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, se reunió en varias ocasiones con los representantes de las organizaciones para escuchar sus propuestas, y aseguró que la aprobación de los presupuestos no impedirá adoptar algunas de estas medidas, la consejería aparcó el encuentro previsto para el 21 de diciembre con las organización sindicales de la mesa sectorial — Amyts, Satse, USAE, CC.OO., UGT y CSIT-UP junto con CSIF— sin poner fecha para una nueva reunión por lo que el sindicato médico Amyts ha advertido de que durante el primer mes del año continuarán con las medidas de presión, sin descartar nuevas jornadas de huelga, y ya ha anunciado la convocatoria de una nueva manifestación el próximo 13 de enero.

También se quedaron estancadas las negociaciones con el Comité Profesional Médico —formado por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) y representantes de los jefes de servicio, de los coordinadores de planes estratégicos, de los directores de centros de salud de Primaria y del Colegio de Médicos de Madrid— que exigían la retirada de los puntos del plan que contemplaban la externalización de la gestión de seis hospitales públicos y 27 centros de salud como “líneas rojas” para alcanzar un acuerdo. Sin embargo, desconvocaron la huelga indefinida que mantenían desde el 26 de noviembre para “cambiar de estrategia” y acudir a los tribunales en caso de detectar “irregularidades”, aunque tampoco descartan nuevos paros.

De hecho, el Colegio de Médicos cree que existen tres puntos “irrenunciables” que pasan por que ningún criterio económico o empresarial prime sobre la calidad asistencial, que el ahorro nunca sea a costa de empeorar las ya “depauperadas” condiciones laborales” de los médicos y que se tengan en cuenta los diferentes niveles de complejidad de los pacientes y los recursos de cada centro, tal y como recogen los planes estratégicos de cada especialidad elaborados por encargo de la propia administración. Además, casi 400 miembros de equipos directivos de los centros de salud de la comunidad se han comprometido a presentar su dimisión de forma conjunta el próximo 7 de enero si la consejería presenta finalmente los concursos de externalización, un acto que califican de “ejercicio de responsabilidad” para evitar el “colapso asistencial” del primer nivel.

Por su parte, la Unión Interprofesional de Madrid —que agrupa a trece colegios profesionales sanitarios de la región— ha reclamado a la Administración central un sistema de financiación “justo” que aporte los recursos económicos que le corresponden y mejore la eficiencia de su gestión, haciendo también un llamamiento a la responsabilidad de todos los actores a la hora de ahondar en el diálogo y abrir nuevas vías de trabajo conjunto que permitan encontrar soluciones “constructivas”, para lo que también consideraban necesario paralizar el proyecto que finalmente ha salido adelante.

Tampoco mejoran los conflictos en otras regiones como la andaluza, donde el sindicato médico SMA-CESM ha anunciado su intención de convocar una huelga —por un periodo de tiempo aún por determinar— a partir de la segunda quincena de enero, en señal de protesta por la forma de actuar del departamento de María Jesús Montero a la hora de aplicar el aumento de jornada a 37,5 horas semanales, reconvirtiendo horas de guardia en ordinarias.

También una aplicación “desproporcionada” del decreto de jornada prolongará los paros de los médicos asturianos que han comenzado 2013 con ocho jornadas más de huelga entre el 14 y el 30 de enero, de lunes a jueves, ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con el Gobierno del Principado. El aumento de las horas de trabajo junto con una reducción de las retribuciones y el cambio en los descansos son los principales escollos de la negociación.

El sindicato de médicos madrileño Amyts ha anunciado que seguirán con los actos de presión

Casi 400 miembros de equipos directivos de AP presentarán su dimisión conjunta el 7 de enero