paro/ Aunque hasta hace pocos años era impensable, la actual coyuntura económica ha provocado que desarrollen planes de actuación

br

C.M. López/A. Fernández Madrid | viernes, 22 de noviembre de 2013 h |

La del médico era hasta hace poco una profesión que parecía que había esquivado la crisis y el paro más allá de la recesión que se produjo en los años 80. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues en 2013 los ajustes están dejando cifras de desempleo médico inéditas, como consecuencia de varios factores (ver tabla). Fernando Rivas, vocal de Médicos con Empleo Precario de la OMC, ha señalado a GACETA MÉDICA que la ausencia de relevo profesional en las jubilaciones masivas que se han producido, el éxodo médico que cada año se afianza más, y la reespecialización, donde la incertidumbre laboral y el paro hacen que los médicos repitan el examen MIR para asegurarse cuatro o cinco años de contrato, son los factores que han provocado esta inestabilidad.

Precisamente es esta situación la que ha llevado a que diferentes colegios de médicos decidan incluir en sus programas planes e iniciativas para apoyar a los profesionales en paro. El último ha sido el Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), que hace unas semanas presentó el Plan de Apoyo al Médico en Paro ya que, tal y como explicó su presidente, Juan José Sánchez Luque, “está muy bien asesorar a los que se van fuera” —algo que llevan realizando más de un año—, pero quieren hacer lo posible porque se queden. En concreto, en el registro de este colegio hay 200 profesionales en paro de los 7.000 colegiados de la provincia de Málaga. Las medidas adoptadas por el Commálaga incluyen, entre otras, cuota cero de colegiación para los médicos desempleados, programa de acción social para los que estén sufriendo eventuales situaciones de extrema urgencia, oferta formativa a coste cero y bolsa de empleo privada.

En este sentido, desde el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos aseguran que se está fomentando la continuidad y estabilidad de los servicios ya que “estas dos premisas —continuidad y estabilidad— son instrumentos de garantía para la calidad asistencial de los pacientes”. Además, se está desarrollando la formación continuada, el reciclaje y la certificación voluntaria con numerosas actividades formativas; seminarios y jornadas para posibilitar que los médicos abran sus propias consultas, de forma que, a la vez que potencian el autoempleo, generan trabajo para otros médicos y auxiliares, enfermeros o administrativos. Si bien hasta hace poco tiempo este tipo de iniciativas no eran frecuentes en la colegiación, la Oficina de Promoción de Empleo del Colegio de Médicos de Barcelona lleva más de cuatro años de experiencia. Marc Soler, director adjunto corporativo del COMB, comenta que en la actualidad, Barcelona cuenta con 130 médicos en situación de desempleo. “Todos ellos dejan de pagar la cuota automáticamente y pasan al Área Ocupacional del Colegio, donde reciben ayuda por parte de la asesoría jurídica y disponen de un programa de protección social”.

En el Colegio de Médicos de Las Palmas hay inscritos 41 colegiados en situación de desempleo, lo que supone un 0,8 por ciento del total. A pesar de lo reducido de esta cifra, llevan unos años desarrollando medidas pensadas para paliar esta situación, tales como oferta formativa a coste cero, reducción de la cuota colegial en un 60 por ciento, un eje de comunicación de ofertas de empleo a través de múltiples canales (e-mail, web, redes sociales, información en las sedes, etc.) y cobertura a través del Programa de Acción Social de la fundación del colegio a aquellos profesionales que estén sufriendo eventuales situaciones de extrema urgencia.

Por otra parte, existen colegiaciones que, aunque no cuenten con proyectos específicos, sí han incorporado determinados servicios en beneficio de estos profesionales. Es el caso del Colegio de Médicos de Navarra, que tiene descuentos en las actividades de formación médica continuada organizadas por el órgano. Además, “desde el Área de Desarrollo Profesional se orienta en la búsqueda de trabajo o autoempleo, se informa sobre baremos de méritos en convocatorias públicas, y se presta ayuda en la edición de currículos”, explican fuentes de la institución. En Pontevedra, el presidente del colegio, Luis Campos, comenta que están valorando implementar ayudas a través del programa propio de protección social que tiene la institución y a través de la Vocalía de Empleo Precario se procede periódicamente a anunciar todas las ofertas de trabajo.

En el caso del Colegio de Médicos de Zaragoza, la recién nombrada presidenta, Concepción Ferrer, se comprometió durante su campaña electoral a llevar a cabo los trámites necesarios para que los médicos en paro no tengan que pagar seguro de responsabilidad civil. Tras llegar al cargo ha reforzado la Vocalía de Empleo Precario y los profesionales “sabrán en cualquier momento en qué posición se encuentran dentro de la bolsa de empleo”.

Sin embargo en otros órganos colegiales como en el de A Coruña o Sevilla aseguran no necesitar estas medidas por no tener médicos en paro.

Las Oficinas de Promoción de Empleo regulan los contratos para evitar fraudes

A pesar de la heterogeneidad entre comunidades a la hora de incentivar estas propuestas, casi todas coinciden en que la precariedad laborar entre los médicos se ha extendido en los últimos tiempos. En muchas autonomías, los contratos a tiempo parcial han alcanzado a prácticamente todos los eventuales y discontinuos —contratos por días y horas—, y muchos órganos colegiales denuncian que las bajas no se están cubriendo.

En este sentido, Rivas comenta que desde la OMC se está impulsando la Oficina de Promoción de Empleo en las diferentes comunidades, una herramienta que, además de informar a los profesionales, velará porque se cumplan las condiciones oportunas en los contratos de trabajo. Al igual que en Madrid, desde la Oficina de Promoción de Empleo Asturiana, la vocal de médicos jóvenes, Carmen Palomo, asegura que si la situación socio-económica no cambia, muchos de los nuevos especialistas o “pasarán a engrosar las listas del paro o emigrarán al extranjero”. De este modo, afirma que “la OMC expidió en 2012 un total de 2.405 certificados de idoneidad, es decir, un 74,2 por ciento más que el año anterior”. Por especialidades, Rivas comenta que los médicos que más emigran son los médicos de familia, seguidos de los anestesistas. Para Palomo es indispensable que se reevalúe una planificación responsable de la formación médica. En definitiva, la OMC advierte de que el crecimiento es del 70-74 por ciento en los contratos temporales del último año, algo que evidencia la inestabilidad y precariedad del colectivo médico. Si en algo coinciden todas las instituciones es en que hay que transmitir a los médicos jóvenes la importancia de una buena formación.

Los colegios están también preocupados por sus profesionales con empleo precario. Éste es el motivo por el que el Colegio de Médicos de Zaragoza ha incluido a un segundo vocal suplente en la Vocalía de Empleo Precario para que así “haya un tándem de dos personas trabajando en el tema”, según subrayó su presidenta, Concepción Ferrer. Además, mantendrán una estrecha relación con la Consejería de Sanidad, que ha puesto ya en marcha 700 plazas para dar estabilidad a profesionales en precario.

En el caso de Gran Canaria, alarmados por la situación de los médicos con un contrato de escasas horas semanales o bajos ingresos, están estudiando medidas para cubrir a este colectivo.