| lunes, 30 de diciembre de 2013 h |

La Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) y la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI/Precarios) han calificado 2013 como un año de “supervivencia” tras mantenerse “prácticamente los mismos recortes que en años anteriores”. La reducción que ha sufrido la investigación científica ha llevado a los profesionales a protagonizar diferentes movilizaciones durante este año.

El presiente de la Cosce, Carlos Andradas, ha definido este año que termina como un “año de subsistencia”. “Ha sido el año, inicialmente, con menor presupuesto desde 2009, un descenso que nos ha hecho funcionar a base de limitaciones”, ha apuntado.

Andradas ha recordado que en 2013 no ha habido convocatorias hasta noviembre cuando en febrero se había aprobado la Estrategia española y el plan estatal. “Desde que se aprobaron hasta noviembre han estado durmiendo encima de la mesa por falta de presupuesto y se ha tenido que recurrir a créditos extraordinarios para algunas actuaciones tan básicas como convocar proyectos y para salvar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El presidente de la Cosce se refiere a la inyección de 25 millones de euros en el mes de junio y de una partida de 70 millones en noviembre al CSIC por parte del Gobierno, después de que el organismo denunciase la precaria situación económica que arrastraba tras los recortes de los últimos años y que le habían llevado a utilizar sus propios ahorros para continuar con su actividad.