| lunes, 15 de abril de 2013 h |

La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Sonia López Arribas, le ha planteado a la junta directiva la posibilidad de dimitir después de que esta rechazara la readmisión de su director gerente, Antonio Mora.

De momento, tan solo es una declaración de intenciones. La presidenta aún no ha presentado su renuncia de manera oficial, pero la junta directiva ve con buenos ojos la salida de López Arribas del Colegio de Médicos de Madrid, han explicado a Gaceta Médica fuentes del Icomem.

La junta considera que la renuncia significaría el fin de una etapa de discordia en el Colegio de Médicos de Madrid. Las diferencias comenzaron poco después de la llegada de López Arribas a la presidencia, cuando presentó a Antonio Mora como su nuevo director gerente. Unos honorarios de 150.000 euros y la escasa experiencia de Mora en tareas de gestión obligaron a la junta a posicionarse en contra de su presidenta y cesar al director gerente el pasado enero. La situación se había agravado después de que la Asamblea de Compromisarios se negara a aprobar los presupuestos por las altas condiciones económicas del directivo.

Si finalmente López Arribas presentara su dimisión surgirían dos posibilidades: la convocatoria de nueva elecciones o que la vicepresidenta cogiera las riendas del Icomem