| viernes, 14 de noviembre de 2014 h |

La descompensación entre el número de alumnos de Medicina y el número de plazas MIR es un problema que los decanos de las facultades pretenden resolver con una prueba de acceso común y con homologación. Así se ha acordado en la conferencia de decanos que reunió en Santiago a representantes de todas las facultades. Para el presidente de la Conferencia Nacional de Decanos, Ricardo Rigual, “se trata de una prueba común de conocimientos y valores homologada en las facultades”. La propuesta todavía está empezando, pero esperan que en 2017 ya esté consolidada.