tribunales/ La Consejería y los sindicatos barajan la semana del 7 al 13 de junio para celebrar los comicios tras la sentencia definitiva del Supremo

br

Una denuncia del SI acusaba a Cemsatse, CC.OO, UGT y CSI-F de tener “un pacto clandestino”con la Consejería antes de las elecciones

La sentecia obliga a los sindicatos mayoritarios a devolver los 183.000 euros recibidos en subvenciones en tres años, según el SI

| 2010-02-26T16:18:00+01:00 h |

Toni Martínez

Valencia

La sala Séptima del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia del pasado mes de noviembre por la que se declaran nulas las elecciones sindicales del año 2006. El Supremo ha desestimado el incidente de nulidad presentado por los sindicatos CCOO-PV, UGT-PV, CSI-F y Cemsatse contra la sentencia.

El Supremo se pronunció tras la denuncia del Sindicato Independiente (SI) que acusaba a los cuatro sindicatos mayoritarios y la Consejería de Sanidad de “tener firmado un pacto clandestino” a través del cual se otorga 22 liberados a cada organización para preparar con tres meses de antelación las elecciones.

Este acuerdo, al que ha tenido acceso GACETA MÉDICA, establece que “la Consejería se compromete a facilitar a cada una de las organizaciones sindicales promotoras un total de liberaciones por razones electorales igual al número de unidades en las que obtuvieron representación en las elecciones”. Para los sindicatos este tipo de acuerdos es algo habitual, ya que ellos son los que deben organizar las elecciones que afectan a 58.000 trabajadores y que requieren de un esfuerzo y unos recursos que deben costear los sindicatos promotores de sus propios bolsillos.

Efectos demoledores

En palabras de Fermín Palacios, secretario general del SI en la Comunidad Valenciana, la sentencia del Supremo tiene “unos efectos demoledores” ya que, a su juicio, “se puede pedir la nulidad de todo lo actuado por las mesas que se hayan constituido e impugnar todos los acuerdos a los que se hayan llegado desde el año 2006 porque están basados en unos datos que son nulos”. En este caso es Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV quien contesta a Palacios asegurando que ninguna de estas situaciones se puede dar ya que “son acuerdos que se elevan al Consell que es quien los aprueba”.

En lo que sí parecen estar todas las partes de acuerdo es en que las elecciones que estaban previstas para diciembre de este año, se tienen que celebrar lo antes posible. De hecho, la Consejería de Sanidad ya ha comenzado las conversaciones para ver en qué fechas se podrían celebrar y, según ha podido conocer este periódico, la fecha más probable será la semana del 7 al 13 de junio.

La sentencia del Supremo afecta a los más de 500 representantes sindicales por lo que, para el Sindicato Independiente obliga a que “los cuatro sindicatos deben devolver el dinero de las subvenciones que han recibido durante estos tres años por tener unos representantes que no han sido elegidos, al declararse nulas las elecciones”. Un dinero que el sindicato estima en 183.000 euros.