presupuestos/ Seis regiones rebajan los costes de su fuerza laboral por debajo del uno por ciento

br

juan pablo ramírez Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2013 h |

Ocho comunidades autónomas incrementarán el gasto en personal sanitario en 2014. La inversión en las plantillas de salud experimentará un crecimiento medio del 1,2 por ciento durante el próximo año en un entorno marcado por las altas cifras de desempleo tanto en medicina como en enfermería.

Las 17 autonomías destinarán alrededor de 23.360 millones de euros al capítulo 1 de sus consejerías de Salud y Sanidad, según los proyectos de presupuestos para 2014 presentados en este último tramo de 2013.

Tres comunidades autónomas han presentado los mayores crecimientos en el área de recursos humanos. El Servicio Balear de Salud crecerá un 5,7 por ciento con un desembolso previsto 597 millones de euros; Asturias experimentará un auge del cinco por ciento hasta 751 millones de euros, y la Comunidad Valenciana crecerá un 3,6 por ciento hasta 2.239 millones de euros.

Precisamente la Comunidad Valenciana aparece entre las tres regiones que más invierten en recursos humanos de índole sanitaria. Sólo le superan Andalucía y Madrid con cifras de gasto de 3.882 millones de euros y 2.957 millones, respectivamente. Ambas comunidades han conseguido estabilizar esta partida. En el caso andaluz tan sólo decaerá un 0,02 por ciento. El informe ‘Análisis del presupuesto sanitario 2013. Desmontando la sanidad pública’ que publicó el pasado mes de septiembre el sindicato CC.OO. reflejaba que en la región andaluza el gasto en personal sanitario había experimentado un descenso del 7,4 por ciento en 2013.

La partida madrileña destinada a la plantilla sanitaria descenderá el próximo año un 0,4 por ciento. Según el mismo informe de CC.OO, la Comunidad de Madrid viene sufriendo retrocesos desde 2009, aunque de 2011 los recortes se vienen desacelerando.

Los datos de inversión para el año próximo podrían suponer un ligero alivio a las denuncias que vienen realizando los consejos generales. La Organización Médica Colegial puso de manifiesto que a la finalización de este ejercicio el desempleo afectará a 6.000 médicos, mientras que el Consejo General de Enfermería concluyó en un estudio reciente que el paro afecta ya a más de 20.000 enfermeros en todo el país.

Las que más caen

Otras ocho comunidades autónomas presentan descensos en estapartida. Queda pendiente Navarra, que deberá prorrogar otra vez los presupuestos de 2012, después de que el parlamento autonómico echara para atrás las cuentas propuestas para 2014.

En la mayoría de los casos se trata de descensos inferiores al uno por ciento. Sólo las consejerías de Cantabria y Murcia presentan caídas más pronunciadas en las partidas de recursos humanos. La comunidad cántabra, la región con menor gasto en personal, presentará el mayor descenso presupuestario. Esta partida se reducirá un 2,6 por ciento hasta situarse en 265 millones.

En el caso de Murcia, la inversión ha caído hasta 961 millones de euros, un 2,54 menos que la cifra presupuestada el pasado año. Después de Murcia, Navarra es la segunda comunidad autónoma que menos invierte en plantilla sanitaria con 480 millones de euros, según los presupuestos de 2012. A pesar de presentar una de las cifras más bajas en comparación con el resto de las comunidades autónomas, Navarra cuenta con el ratio más alto de enfermeras por cada 100.000 habitantes en España. Es la única comunidad autónoma que supera la media europea. En cuanto a médicos, presenta el tercer ratio más alto del país, sólo superada por Madrid y Aragón. La tercera que menos fondos dedica es Baleares, precisamente la que más crece en comparación con el periodo anterior.

Ya fuera del área de personal, la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana presentó el mayor incremento de presupuestos, un avance del 8,8 por ciento con una partida global de 5.374 millones de euros. Le sigue Murcia que registró un crecimiento del 3,2 por ciento.

La tercera región que más crece es País Vasco. El Departamento de Salud, que dirige Jon Darpón, contará en 2014 con 3.351 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,7 por ciento con respecto al año anterior. Este impulso se debe en gran parte al crecimiento que ha registrado Osakidetza, cuyos fondos subieron un 3,8 por ciento.

Andalucía presenta el mayor descenso, con un siete por ciento de caída. A pesar de este retroceso, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas es todavía la que mayores fondos presenta en relación con el resto de departamentos autonómicos del ramo. Para 2014 contará con 9.238 millones de euros de los que 8.222 millones de euros irán destinados al área de salud. La segunda que más invierte es Cataluña, con 8.216 millones de euros, lo que supone un avance del 0,2 ciento. Madrid es la tercera que más invierte con 6.997 millones de euros, aunque sus cifras globales muestran una caída del 1,8 por ciento, la segunda que más cae.

Las regiones de Andalucía, Madrid y Valencia son las tres que más gastan en RR.HH.

Las consejerías de Andalucía, Cataluña
y Madrid, las que más invierten en sanidad

Hasta ocho comunidades autónomas han presentado crecimientos en sus gastos per capita, otras ocho han registrado caídas y sólo el País Vasco se mantiene en una cifra similar a la del año pasado según el aumento de población que registra el INE entre julio de 2012 y 2013.

La región que más ha avanzado es Murcia, que destinará 1.574 euros por habitante, lo que supone un avance del cuatro por ciento con respecto al año pasado. El caso murciano supone el mayor desembolso por habitante de todo el país. La segunda que más invierte por ciudadano es País Vasco, con 1.541 millones de euros, una cifra muy similar a la registrada el año pasado. La tercera es Navarra, que con 1.436 euros, descenderá un 2,10 por ciento.

El mayor retroceso aparece en Castilla-La Mancha que dedicará 1.109 euros, lo que supone una caída del 3,2 por ciento con respecto al pasado ejercicio. El segundo descenso más pronunciado es el de Castilla y León, que con 1.272 euros, muestra un descenso del 2,97 por ciento. Cataluña y Andalucía han sufrido retrocesos del 2,6 por ciento. Fuentes de la consejería andaluza han insistido en que un “menor gasto no es menor calidad, todo lo contrario, se traduce como alta eficiencia”.