BARTOLOMÉ BELTRÁN,
Jefe de los servicios
médicos de A3media
| viernes, 27 de noviembre de 2015 h |

Terapias para el Linfoma
de Células del Manto,
la LLC, la E. de Waldenström
y el C. de Merkel

La industria farmacéutica tira del cajón de las líneas de investigación para enfermedades poco frecuentes. La presión social mueve el mercado lo que coincide con echar mano del tratamiento para patologías raras.

Roche presentará datos de más de 45 investigaciones asociadas a ocho de sus medicamentos, unos ya aprobados y otros en fase experimental, en la 57 Reunión de la Asociación Americana de Hematología. Entre los trabajos aceptados en la cita mundial más relevante en este campo, figuran 15 presentaciones orales que abarcan diferentes dianas terapeúticas y combinaciones de tratamiento frente a enfermedades hematológicas como la leucemia linfática crónica (LLC) o el linfoma no Hodgkin (LNH).

La Alianza de Mreck y Pfizer ha anunciado que el Comité para Medicamentos Huérfanos de la Agencia Europea del Medicamento ha emitido una opinión positiva para la designación de avelumab, anticuerpo monoclonal anti-PD-L1 como Medicamento Huérfano en carcinoma de células de Merkel (CCM), metastásico, un tipo raro y agresivo de cáncer de piel. Cada año se diagnostican aproximadamente 2.500 nuevos casos de CCM en la Unión Europea.

También Amgen ha anunciado que la Comisión Europea (CE) ha otorgado la autorización de comercialización condicional para BLINCYTO (blinatumomab) para el tratamiento de adultos de leucemia linfoblástica aguda (LLA) de precursores B con cromosoma filadelfia negativo (Ph-) y con la enfermedad en situación refractaria o en recaída.

La LLa es un cáncer de la sangre y la médula ósea, raro y de progresión rápida. En adultos con LLA refractaria, la supervivencia general es sólo de tres a cinco meses. La incidencia de Ph recurrente o de LLA de precursores B refractario en adultos, en la Unión Europea se ha estimado en aproximadamente 900 pacientes al año.

Precisamente aparecen nuevos tratamiento para el Linfoma de Células del Manto, la Leucemia Linfática Crónica y la Enfermedad de Waldenstrom. Se trata, esta última, de una neoplasia maligna muy rara de células B. En EE.UU. Esta enfermedad tiene una incidencia de 1.500 casos nuevos cada año.

Se caracteriza por la presencia de para proteína monoclonal IgM en la sangre periférica, lo que propicia viscosidad del plasma.

La Macorglobulinemia de Waldenström (MW) incipiente es asintomática y progresa lentamente hasta una forma sintomática que precisa tratamiento. En algunos casos va precedida de una GMSI-IgM.

En definitiva es un tipo de cáncer caracterizado por una proliferación monoclonal de linfocitos B que infiltran médula y órganos linfoides, con capacidad de sintetizar y segregar cantidades elevadas de inmunoglobulina M (IgM) monoclonal.

La MW clásicamente se cataloga como una gammapatía monoclonal, pero desde el punto de vista clínico es más parecida a un linfoma no-hodgkiniano de células B de tipo indolente (linfoma linfoplasmocítico).

Acaba de aparecer un tratamiento innovador, el Ibrutinib, desarrollado por Laboratorios Janssen, indicado para el tratamiento de pacientes adultos con MW que han recibido al menos un tratamiento previo, o en tratamiento de primera línea en pacientes en los que la inmuno-quimioterapia no se considera apropiada.

Así que recordar también que la Leucemia Linfática Crónica, es una enfermedad caracterizada por la presencia en sangre periférica de un número elevado de linfocitos B monoclonales de aspecto maduro. Y, finalmente el Linfoma de Células del Manto es la neoplasia de las células B más agresiva. Pues ya lo ven, con todo, nacen nuevas esperanzas terapéuticas. Seguro.