Premios BiC
gaceta médica
Madrid
| viernes, 03 de enero de 2014 h |

Aunque entró en vigor el pasado 1 de octubre, cuando se cumple el plazo para que las comunidades autónomas empiecen a aplicar el copago de fármacos de dispensación hospitalaria para pacientes que no estén hospitalizados, como ha podido confirmar GM, ninguna comunidad ha puesto en marcha esta medida. No obstante, algunas ya han mostrado su intención de ponerlo en marcha. Es el caso de Extremadura que ha confirmado a GM su aplicación. En este caso, la consejería de Sanidad ha puntualizado que este copago no se trasladará a pacientes, sino que será compensado por la propia administración autonómica. Además, esta comunidad ha presentado recurso contra la medida adoptada por Sanidad.

Junto a ella, Murcia y Madrid no han llegado a aplicar el copago hospitalario en la fecha marcada por motivos de gestión pero confirman su puesta en marcha.

En cuanto a Castilla y León, la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha acordado admitir a trámite el recurso contencioso administrativo interpuesto por la Junta contra el copago hospitalario. Los Servicios Jurídicos del Ejecutivo regional presentaron un recurso para anular la resolución del 10 de septiembre de 2013 que regula este tipo de copago ante la respuesta negativa del Ministerio de Sanidad.

Respecto de la medida cautelarísima solicitada por la Junta para la suspensión de la resolución, la Sala del TSJM “no ha apreciado la especial urgencia” que exige la ley para su adopción. En ese sentido, el tribunal ha acordado no entrar a deliberar sobre dicha solicitud antes de que la Sala escuche a la parte demandada. A pesar de ello, la Junta aplicará esta medida a lo largo del mes de enero. Asimismo, Asturias, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón y Canarias ya han adelantado que la medida no se pondrá en marca en los plazos fijados por Sanidad y se suman a la presentación de un recurso ante el TSJ de Madrid.

Aunque no ha adoptado medidas legales, Cataluña tampoco tiene prevista la puesta en marcha de esta medida. De hecho, desde la consejería aseguran que quedará en suspenso hasta que no haya garantías de que no supondrá una barrera al acceso a las prestaciones por parte de los usuarios.

En definitiva, una disposición que ha suscitado el rechazo de pacientes, médicos y los distintos grupos de la oposición desde el principio, pero el plazo a terminado y las autonomías tienen que tomar una decisión.