Premios BiC
| jueves, 18 de julio de 2013 h |

Un estudio científico muestra que las subunidades GluN3A de los receptores NMDA que interactúan con el glutamato —el principal neurotransmisor excitador del sistema nervioso central— podrían ser futuras dianas terapéuticas en la lucha contra la enfermedad de Huntington. El trabajo, publicado en la última edición de Nature Medicine, está firmado por un equipo internacional en que han participado los expertos Jordi Alberch, Albert Giralt y Jesús Torres Peraza, del Departamento de Biología Celular, Inmunología y Neurociencias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB) y del Grupo de Biología Celular de los Procesos Patológicos (Área de Neurociencias Clínicas y Experimentales) del Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer (Idibaps). En él han participado también el grupo de Isabel Pérez Otaño, del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y la Universidad de Navarra, entre otros.

Los receptores de glutamato de tipo NMDA (N-metil-D-aspartato) son estructuras macromoleculares constituidas por diferentes subunidades (GluN1A, GluN2A, GluN3A) que pueden presentar variantes. El experto de la UB Albert Giralt, primer autor del artículo junto con Sonia Marco, subraya que “los receptores NMDA son importantísimos para el funcionamiento del cerebro, regulan procesos de memoria y aprendizaje y están implicados en otras enfermedades como la esquizofrenia y el alzhéimer”. Mientras que hasta ahora los estudios clínicos que regulaban la función de los NMDA no tenían ningún tipo de especificidad y por eso no habían tenido éxito, los resultados hallados en este estudio “abren una nueva posibilidad de generar fármacos mucho más específicos contra unas subunidades concretas de los NMDA —las GluN3A o NR3A— para mejorar significativamente la sintomatología de los enfermos de Huntington”, puntualiza Giralt.