Normativa/ A través de las enmiendas del Partido Popular

br

A.L.Souza/C.R./C.A. Madrid | viernes, 07 de junio de 2013 h |

La nueva modificación de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos está siendo aprovechada por los grupos parlamentarios del Congreso para plantear cuestiones que poco tendrían que ver a priori con el texto normativo. Una prueba clara de ello es que la troncalidad, la gestión clínica o la potestad de prescripción para los fisioterapeutas se han colado en la variada lista de propuestas. En el primer caso ha sido el Partido Popular el que, en un intento por dar respuesta a las peticiones de varias especialidades respecto al incremento de sus años de formación específica, propone una modificación de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) de manera que los dos años del periodo troncal que se fijan en el texto puedan aumentar o disminuir hasta un máximo de seis meses.

Para Alfonso Moreno, presidente de la Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, el que se plantee esta flexibilidad es positivo, si bien advierte de que habrá que establecer para ello unas pautas claras y definir las competencias que se adquirirían en este tiempo. “El desarrollo no podrá ser a la carta”, advierte subrayando que esta medida no excluye de que se revise el tiempo total de formación “en el sentido positivo”, como reclaman varias comisiones.

Otro de los aspectos más novedosos de los planteamientos de los grupos viene también de la bancada popular y se refiere a la modificación de los artículos 63 y 65 del Estatuto Marco para que se contemple la gestión clínica, de tal modo que se considere servicio activo al personal estatutario que desempeñe estas funciones y se le concede una consideración especial que permitirá que el tiempo que desempeñen en esta función compute a efectos de antigüedad y se les reserve su plaza de origen. “Por primera vez un gobierno pone los cimientos para que los profesionales puedan participar en la gestión clínica siendo responsables de una serie de objetivos, trabajando mediante criterios de eficacia y eficiencia, y obteniendo un reconocimiento por ello”, matizó Manuel Cervera, portavoz de Sanidad del PP en el Congreso.

El otro bloque de propuestas popular va orientado, según indicó Cervera, a garantizar la equidad en el acceso a los medicamentos. Así, aunque en las enmiendas al respecto no se cita expresamente al euro por receta o las subastas andaluzas, éstas y otras medidas subyacen en la justificación al aclarar “la competencia exclusiva del Estado” en la definición de los precios, la autorización de medicamentos y las medidas de equidad en el SNS, de cara a evitar las “desigualdades territoriales e inequidades” en el acceso a la prestación farmacéutica. “Se trata de impedir la invasión de competencias como ha sucedido en algunos casos que han llegado ante el Tribunal Constitucional”, aclara el diputado.

Mientras, desde CiU y PSOE las posturas son opuestas. Así, la primera mira por el euro por receta catalán y los socialistas proponen que las subastas andaluzas de fármacos se extiendan a todo el territorio nacional; lo contrario precisamente a lo que intenta el PP con una enmienda que pretende impedir rebajas en el precio industrial de los medicamentos, a no ser que las mismas se hagan en todo el territorio nacional, algo que acabaría con la medida andaluza.

Volver atrás

Mientras que el partido del Gobierno intenta no dejar flecos sueltos, la oposición no ha desperdiciado en su batería de enmiendas la oportunidad para intentar que se dé marcha atrás en determinadas medidas planteadas por la reforma sanitaria. Así, los socialistas incluyen una enmienda de carácter global que apuesta por la vuelta a la universalidad de la atención sanitaria, una cartera única de servicios del SNS (en vez básica, accesoria y complementaria) y volver al copago farmacéutico anterior al RD 16/2012 —manteniendo la gratuidad para los parados de larga duración—. “Todos los grupos parlamentarios a excepción del PP hemos pedido que se vuelva a una sanidad universal, que no se excluya a los inmigrantes en situación irregular. Los socialistas creemos que hay una oportunidad para el diálogo. Si se solucionase esta cuestión volveríamos a la Subcomisión del Pacto por la Sanidad”, avanzó Martínez Olmos mientras que Cervera recordaba al PSOE que desde el PP siempre hay disposición para mantener un diálogo permanente a pesar del rechazo a estas enmiendas.

Los biosimilares también están presentes en las propuestas de los grupos. Así, desde CiU se insiste en que estos cuenten con una legislación propia, algo que no descarta otra enmienda del PP. “Se exigirá cumplir la normativa de intercambiabilidad que haya en cada momento”, puntualizó Cervera al respecto.