GM Madrid | viernes, 18 de diciembre de 2015 h |

Hasta 1.779 millones de euros podría ahorrar el SNS con la implantación de sistemas de trazabilidad activa en la gestión de la farmacia hospitalaria, según se desprende del informe ‘Control y Trazabilidad de la Producción de Medicamentos en la Farmacia Hospitalaria’, elaborado por Lug Healthcare Technology.

En esta línea, apunta a que estos modelos permiten que la gestión de los fármacos se personalice y adapte a las características concretas de cada paciente, pero todavía hay muchos hospitales en España que carecen de este tipo de protocolos.

El documento también determina que, en el ámbito de la farmacia hospitalaria, la mayoría de los errores de medicación se concentran en cuatro procesos clave. Así, en torno al 40 por ciento de las incidencias se produce en la prescripción, seguida de los fallos derivados del proceso de administración con un 25 por ciento, la incorrecta manipulación del medicamento con un 22 y, por último, las inexactitudes a la hora de transcribir la receta con un 13.

En este sentido, el documento subraya la necesidad de introducir sistemas de trazabilidad integral que aseguren la concordancia entre la prescripción, la validación farmacéutica, la preparación en la farmacia hospitalaria y la administración al paciente.

Además, contemplan cuatro áreas de actuación: trazabilidad sanitaria —determinación de lotes, caducidades e identificación de proveedores—, logística —clasificación del producto y sus unidades, registro y expedición—, financiera —tanto en la gestión de recursos y suministros, como en el control del presupuesto—, y clínica —informe detallado del paciente y su historia clínica—.