| lunes, 13 de enero de 2014 h |

La presidenta de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Pilar Román, le aseguró a GACETA MÉDICA sentirse sorprendida por el comunicado enviado hoy por la Sociedad Española de Reumatología (SER) tras encontrarse el diciembre pasado con su presidente y haber quedado en hablar después de navidades para “dejar las guerras mediáticas” y trabajar juntos.

Por otro lado, Román afirmó que desde Reumatología “quizá tengan parte de razón” porque han utilizado la palabra ‘acreditación’, que se puede interpretar como algo oficial. “Nosotros lo único que queremos es hacer un aval científico, no una acreditación oficial”, remachó. Se trata de una acreditación científica de los internistas que ven este tipo de pacientes, “en el sentido de si ven los suficientes al cabo de la semana, del mes, del año como para hacerlo bien” y qué grado de experiencia tiene cada hospital. De este modo, habrá servicios en los que la estructura sea tan importante como para poder recibir residentes de Medicina Interna durante unos meses para adquirir experiencia en este campo.

Asimismo, agregó que desde la SEMI ni han querido, ni quieren “entrar en ninguna guerra” con los reumatólogos porque “el paciente no es de ninguna especialidad” sino del médico que sea competente en la patología que tenga el paciente.

En su opinión, está claro que los reumatólogos pueden ver a este tipo de pacientes y los internistas también. “Sólo con una salvedad, que estas enfermedades no son exclusivamente reumatológicas, son enfermedades autoinmunes, del sistema inmunitario, no reumatológico, y sistémicas, que pueden afectar a cualquier órgano del organismo de la persona”, subrayó para añadir que uno de los más frecuentes es el sistema musculoesquelético, reumatológico, pero que hay muchos otros órganos que se pueden ver afectados y que, además, son normalmente los que le cuestan la vida al paciente, como el riñón, el pulmón o el corazón, y Medicina Interna recibe formación de todo el organismo durante cinco años.

“No tenemos ningún problema con que los reumatólogos vean a este tipo de pacientes, para nada, quien sepa tratarlos que los trate”, apuntó, pero hizo hincapié en que estas enfermedades “son mucho más que una enfermedad reumatológica”, justamente afectan a todo el organismo, y “no hay ninguna especialidad excepto Medicina Interna que pueda llevar al paciente en su globalidad, porque puede ver todas las partes afectadas”. Y además, puso de manifiesto que ha sido así “desde siempre”, antes de que existiera la especialidad de Reumatología y, de hecho, los internistas tienen “mayor número de publicaciones, de estudios y de registros” que la SER.