| martes, 09 de julio de 2013 h |

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo) respalda la decisión aprobada recientemente en EE.UU de declarar oficialmente la obesidad una enfermedad y aboga por adoptar esta medida en otros países europeos con altas cifras de sobrepeso, entre ellos España, donde un 62 por ciento de la población presenta este problema, según datos del Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España (Enrica, 2009-2011).

“Esta decisión no hubiera sido posible sin el compromiso de la Asociación Americana de Médicos (AMA), la organización de facultativos más numerosa de Estados Unidos, que contó con el respaldo de otras entidades afines como la Sociedad de Endocrinología”, valora el presidente de la Seedo, Felipe F.Casanueva, añadiendo que “reconocer la obesidad como una enfermedad ayudará a modificar la praxis clínica, a incrementar el nivel de compromiso de los médicos con esta afección y a potenciar la inversión económica y científica para mejorar su prevención y tratamiento”.

En este sentido, Casanueva insiste en la necesidad de tratar la obesidad como prioridad dentro de los presupuestos públicos para el sistema sanitario.

“La atención de una persona con obesidad llega a ser hasta tres veces más costosa que la de otra con peso correcto. Si a eso le sumamos el alto porcentaje de población de la tercera edad con sobrepeso y el crecimiento de obesidad infantil tenemos cifras alarmantes que ponen en riesgo la sostenibilidad de la sanidad de nuestro país porque no hay sistema que pueda soportar mucho tiempo esta situación”, explica.