Informe/ El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad presenta los resultados del año pasado

br

J.P.R. Madrid | viernes, 21 de junio de 2013 h |

Los hospitales privados han logrado reducir los tiempos de espera para sus pacientes. Los plazos para acceder a pruebas diagnósticas y la recepción de los resultados han presentado mejoras con respecto al año pasado, según el Estudio RESA 2013 que elabora el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Los tiempos medios de espera para pruebas complementarias como mamografía, resonancia magnética y la tomografía axial computarizada (TAC) no superan las dos semanas. Los centros privados han logrado reducir los plazos a pesar de que en el último año creció el número de solicitudes. El número de mamografías creció un 33 por ciento; las resonancias magnéticas osteomusculares, un 2,1 por ciento, mientras que el número de TAC aumentó un 14,7 por ciento.

La recepción de los resultados de las pruebas se sitúa en los cuatro días de media y de tres para el TAC y las mamografías.

En cuanto al plazo para someterse a una operación quirúrgica, ha aumentado hasta 33 días, tres más que en 2011. Este periodo incluye desde la consulta de preanestesia hasta el momento de la intervención. Pese al incremento de días, “constituye una excelente muestra de la disponibilidad de los recursos quirúrgicos en los centros privados”, subraya el informe, que integra datos de 103 hospitales.

El director de Operaciones del IDIS, Manuel Vilches, destacó además la respuesta en los servicios de urgencias. “Los resultados este año son más que positivos, ya que han mejorado con respecto al año anterior, con una espera media de alrededor de siete días para el triage y de poco más de 15 minutos para la asistencia facultativa”, insistió.

Otro de los indicadores que ha presentado un mejor comportamiento con respecto a 2011 es la estancia media, que continúa por debajo de los cuatro días. La media ha quedado en 3,33 días, cuatro décimas menos que el año anterior. “Este indicador no sólo nos está midiendo la alta eficiencia que indica, está claro que una estancia hospitalaria ajustada a los días necesarios supone para el paciente un factor de confort”, destacó Vilches, quien también alabó que la tasa de reingresos por cirugía ambulatoria no supere el uno por ciento.