ESTUDIO/ El 42% de los médicos opina que las condiciones de la pública son mejores

br

El aumento del IVA costará al sector 260 millones en lo que queda de año

El 51% de los directivos cree que la recesión ha tenido poco impacto en su centro

| 2010-03-31T14:25:00+02:00 h |

Esther Martín del Campo

Madrid

A falta de las cifras de facturación de la sanidad privada en 2009, la única evidencia para evaluar cómo capea la crisis un sector que representa el 2,51 del PIB es la impresión el presidente de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP), Fernando Mesa del Castillo: “No tenemos los datos oficiales de 2009, aunque lo que sí sabemos es que no ha habido reducción de empleo por ahora, pensamos que se está manteniendo, pero no tendremos la certeza hasta que termine el año. La tendencia, en cualquier caso, es conservar el empleo y, en todo caso, un crecimiento muy ligero”.

Según el Estudio 2009 del Sector Sanitario Privado de Áliad, el impacto de la crisis económica es menor que en otros sectores por su carácter anticíclico. Mientras el número de empresas bajó un 1,94 por ciento en 2009, en la sanidad privada aumentó un 1,87 por ciento el año pasado, una cifra en positivo aunque menor que la 2008, cuando se crearon un 4,08 por ciento más de empresas.

Además, en 2009 el sector privado dio trabajo a 96.200 médicos y a 25.500 profesionales de enfermería. Mesa del Castillo reconoce que los profesionales, al igual que los empresarios de la sanidad privada, también han tenido que adaptarse a la situación económica. “No ha habido subidas. En los convenios que se han firmado el aumento ha sido mínimo, apenas el IPC. Se quejan con entereza”, admite.

Los gestores, por su parte, hacen números. La futura subida del IVA a partir del mes de junio puede costarles, según el presidente de la FNCP, 260 millones de euros en lo que queda de año. Una barrera más para un sector que reclama, desde hace tiempo, entrar en la cotización de este impuesto, del que son pagadores finales, con un gran consumo de fungibles y tecnología. “Queremos que se nos incluya en el IVA superreducido para conseguir, por lo menos, mantener la balanza de pagos”, recalca. En la misma línea, reclaman incentivos para sus pacientes, como la posibilidad de desgravar su gasto en el sector sanitario privado en la declaración de la renta.

Aspiraciones aparte, la realidad que constata este último estudio dibuja un sector atomizado con una lenta tendencia a la concentración, de la mano de grandes grupos como USP, Capio o Nisa. Mesa del Castillo subraya que los pequeños hospitales lo tienen más difícil. De hecho, de las 400 clínicas privadas la mayoría ofrecen entre 80 y 100 camas.

Otra línea de futuro que parece consolidarse en este estudio y que corrobora el portavoz de la FNCP, es el aumento de la colaboración con la sanidad pública. Mesa del Castillo no cree que se hayan recortado las derivaciones en los últimos meses, y asegura que, simplemente, “todos los recursos se utilizan con más cabeza”. La tendencia se confirma en todas las comunidades autónomas, con Cataluña a la cabeza, por su propio modelo, y Andalucía y Extremadura, en las que avanza en paralelo a la expansión de USP hospitales y Capio, respectivamente.

Percepción de la crisis

En la elaboración de este estudio, que ofrece un análisis de datos ya publicados, la mayor parte correspondientes a 2008, también se incluyen los resultados de una encuesta realizada a más de 1.300 profesionales. El 59 por ciento de los directivos consultados considera, como muestra, que la situación del sector privado es regular, frente al 30 por ciento que entiende que es buena. El 41 por ciento de los directivos cree que la crisis ha afectado bastante a su centro, mientras el 52 por ciento considera que el impacto ha sido poco.

En la misma línea, el 78 por ciento de los directivos opina que el sector continuará creciendo en los próximos años a un ritmo menor, mientras un 87 por ciento de los gestores consultados destaca que es necesario optimizar los recursos humanos y conseguir una mayor identificación de los profesionales con la sanidad privada. Además, mientras un 51 por ciento de los directivos valora que el número de profesionales es escaso, el 45 por ciento apunta que es suficiente.

Entre los médicos, un 35 por ciento considera que su situación es mejor que en la sanidad pública, mientras un 42 por ciento no lo ve así. En el ámbito de la enfermería, hasta un 73 por ciento cree que tendría mejores condiciones en la sanidad pública.