ASTURIAS/ La primera fase del proyecto de implantación estará finalizada en un año

br

La solución tecnológica se desarrollará en colaboración con los profesionales

La región contará con 12 Equipos de Apoyo en Cuidados Paliativos a final de 2010

| 2010-07-16T16:49:00+02:00 h |

REDACCIÓN

Madrid

Los ciudadanos asturianos muy pronto podrán retirar los medicamentos de las farmacias con solo presentar su tarjeta sanitaria en lugar de con la tradicional receta de papel, obteniendo así el tratamiento prescrito por su médico sin necesidad de acudir repetidamente al centro de salud, lo que se prevé que evitará en torno al 20 por ciento de estas visitas.

Por su parte, los médicos podrán evaluar con mayor precisión la adherencia a los tratamientos y realizar un mejor seguimiento de su historial farmacológico y los farmacéuticos, accediendo al sistema a través de su firma electrónica, podrán consultar qué medicamentos están tomando los pacientes, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo.

Todo esto será posible gracias al proyecto de implantación de la receta electrónica que la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado ha puesto en marcha junto con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la entidad pública empresarial Red.es, y el Ministerio de Sanidad y Política Social.

Puesta en marcha

En colaboración con los profesionales sanitarios del Principado, la Dirección General de Calidad e Innovación en los Servicios Sanitarios, junto con Red.es y la empresa Indra, que implantará la solución tecnológica, han iniciado ya los trabajos para la puesta en marcha de este nuevo servicio, según han anunciado en rueda de prensa el consejero regional de Salud, Ramón Quirós; el director general de Calidad e Innovación en los Servicios Sanitarios, José Ramón Riera; y el director de Planificación y Relaciones Externas de Red.es, Gonzalo Die.

En la primera fase del proyecto participarán el Hospital de Jarrio, centro de referencia del área sanitaria I, los centros de salud de Trevías, Luarca, Navia, Tapia y Vegadeo, 15 consultorios periféricos, 10 consultorios locales y las oficinas de farmacias de 30 localidades de esta área, donde está previsto que esté operativo en un año, cubriendo a una población de 50.454 personas. Para Quirós, esta puesta en marcha viene a completar la implantación de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) en el sector sanitario en la comarca occidental de Asturias, que ya cuenta con imagen digital, historia clínica electrónica en primaria y especializada y un servicio de telemedicina, modelo que la consejería ya está extendiendo al resto de la provincia.

Por otra parte, la consejería también ha anunciado los últimos avances en el desarrollo de la estrategia de cuidados paliativos —presentada en 2009—, que cuenta ya con 10 equipos de apoyo en cuidados paliativos, dependientes de las gerencias de atención primaria o de las gerencias de área e integrados cada uno de ellos por un médico y un enfermero, con el apoyo de otros profesionales como psicólogos, trabajadores sociales y auxiliares administrativos. Éstos intervienen siempre a petición de los responsables del paciente, tanto de atención primaria como de especializada, y trabajan para asegurar la confortabilidad física y anímica del enfermo que ya no responde a tratamiento curativo y de su entorno. Este mes de junio han sido contratados los profesionales que integran los equipos de las áreas de Avilés (dos equipos), Oviedo (tres equipos), Mieres (un equipo) y Langreo (un equipo), que se suman al que hace unos meses comenzó a trabajar en Jarrio y a los dos equipos que ya venían desarrollando su actividad en el área de Gijón.

Según Salud, a lo largo del año está previsto que entren en funcionamiento los equipos de cuidados paliativos de las áreas de Cangas del Narcea y Arriondas, que sumarán un total de 12 equipos para organizar la prestación asistencial para que los pacientes en la fase final de la vida reciban una atención de calidad en sus domicilios.