Premios BiC
| jueves, 10 de noviembre de 2011 h |

La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariña, a día de hoy se encuentra en paradero desconocido, incluso para su familia, desde el pasado 26 de octubre. No ha acudido al colegio ni ha atendido sus propias convocatorias de plenos de la junta directiva ni a los actos, denuncian miembros de la junta directiva, encabezados por el vicepresidente, Miguel García Alarilla.

Durante este tiempo, el colegio ha recibido varias órdenes de la presidenta que van en contra de los estatutos colegiales y afectan al funcionamiento institucional. “Este anómalo comportamiento nos hace pensar que la rehabilitación de la presidenta, después de su baja larga laboral, no ha sido completa y pudiera estar influenciada por intereses ajenos a la corporación”, denuncian en una misiva remitida a los compromisarios.

Estos miembros de la junta directiva acusan a la correduría Uniteco Profesional de estar detrás de llamadas a compromisarios para solicitar su firma para convocar una Asamblea General Extraordinaria, que tendrá lugar el próximo jueves, 17 de noviembre. “Las iniciativas de convocatoria no han partido del colegio”, señalan.

Según ha explicado a GACETA MÉDICA, el vocal de Atención Primaria, Miguel Ángel Sánchez Chillón, el objetivo de Uniteco es aprobar un adelanto de las elecciones al mes de enero, ya que, en su opinión, tendrían ya preparada una “candidatura títere”, que lideraría el ex vocal Luis Abreu, junto con Jesús Lago, director de la Fundación del colegio, y su mujer, la también vocal Sara Vázquez.

En la misiva, firmada por el vicepresidente García Alarilla, el tesorero González Galán, el vicesecretario José María Díez Cordero, y los vocales Sánchez Chillón, Álvarez Muelas, Oso Cantero, Gómez-Acebo Gullón, López Rocha y Rodríguez Cid, se insta a los compromisarios a acudir a la asamblea de compromisarios del día 17 donde se disiparán las dudas sobre la situación actual del colegio.