C. S. Madrid | martes, 17 de noviembre de 2015 h |

El Consejo Consultivo de Pacientes de Cataluña (CCPC) se creó en octubre de 2012 como órgano de participación y de consulta de los pacientes en el sistema catalán de salud. Sus objetivos, como explica a GACETA MÉDICA, la directora general de Ordenación y Regulación Sanitaria, Cristina Iniesta, son potenciar la participación de los pacientes mediante las entidades que los representan, así como favorecer su visibilidad a nivel comunitario e incidir en aspectos informativos y formativos que permitan a los pacientes, familias y entidades tener un rol más activo en el sistema de salud.

Desde su establecimiento hace tres años, el consejo ha evolucionado. En la actualidad, las políticas de salud proponen reorientar los sistemas a la atención integral de los pacientes y, para ello, es necesario situarlos en el centro del sistema y tener en cuenta su opinión para mejorar los servicios de salud.

En octubre de 2013, el Gobierno de la Generalitat de Cataluña impulsó el Plan estratégico de la participación del paciente en el sistema sanitario de Cataluña. “El Gobierno solicitó al CCPC el diseño y la implementación de este plan, que identifica las acciones para dinamizar la participación de los pacientes y las medidas necesarias para que tomen un rol más activo en el sistema de salud”, destaca Iniesta. Además, agrega que en este marco relacional, “es fundamental” el trabajo conjunto de todos los agentes del sistema sanitario —profesionales del sector salud y social, pacientes, proveedores de salud y administración— en beneficio de todos. En esta inercia de potenciar la participación de los pacientes, “ya no hay retroceso posible, aunque sí un amplio margen de mejora”, precisa.

III Jornada de pacientes

Cada año, el consejo ha organizado una jornada por y para los pacientes y, en esta edición, ‘Compartir para avanzar’ se ha centrado en la presentación de las reflexiones y las propuestas que las entidades de pacientes integrantes del consejo realizaron respecto al diseño del Plan de Salud 2016-2020, que el Departament de Salut está elaborando, en distintos ámbitos donde “los pacientes tienen mucho que aportar”.

Así, el comité organizador de la jornada integrado por pacientes y por la administración, propuso la creación de cuatro grupos de trabajo en ámbitos donde la opinión y la percepción de los pacientes son muy relevantes.

Iniesta cuenta que los ámbitos de trabajo fueron la difusión, sensibilización, formación e información comprensible en el ámbito de la salud; el nuevo modelo relacional del ciudadano respecto a la salud, el uso de las tecnologías de la información y comunicación para la mejora de la calidad de vida y el conocimiento y la participación de los pacientes en los avances en investigación en el sector salud.

En esta jornada, fue posible llevar a cabo la misión del CCPC: la participación de los pacientes y entidades en la definición de las políticas sanitarias en Cataluña. “Esta iniciativa fue una voluntad expresa del consejero de Salud, Boi Ruiz, y a su vez, presidente del consejo”, precisa la directora general.

De entre las conclusiones que se extrajeron, tras la celebración de la jornada; la directora subraya que es importante disponer de información “comprensible” sobre temas de salud, a nivel divulgativo y a nivel asistencial. También se hizo énfasis en la necesidad de que el profesional sanitario incida en el seguimiento de la comprensión de la información que recibe el paciente y su entorno y una mejora en la formación específica en habilidades comunicativas de los profesionales del sector salud y social.

“Asimismo, las entidades abogaron por el fomento de la toma de decisiones compartidas en salud entre profesionales y pacientes y que se acuerde el tratamiento o estilo de vida más adecuado teniendo en cuenta los pros y los contras de cada opción, así como las preferencias y los valores personales del ciudadano”, prosigue y concluye diciendo que también se hicieron propuestas en relación al uso de las TIC y al hecho de seguir potenciando que los pacientes utilicen recursos tecnológicos, así como a la investigación para avanzar en el conocimiento de las enfermedades y dar respuesta a las necesidades de los pacientes.

Antes de terminar, Iniesta comenta que algunos de los retos pendientes respecto al colectivo de pacientes es que es imprescindible que la información que reciban los ciudadanos ha de ser “clara, útil, entendible y transparente” y, respecto a la toma de decisiones, la combinación de la evidencia científica y las preferencias de los pacientes son “la base sobre la que se asienta el proceso de toma de decisiones compartidas”.