Premios BiC
RECORTES/ Satse, UGT, CSI-F y CC.OO. inician protestas conjuntas sin descartar la huelga

br

REDACCIÓN Madrid | viernes, 22 de junio de 2012 h |

Bajo el lema ‘Con la sanidad no se juega’, los sindicatos Satse, CSI-F, UGT y CC.OO. comenzarán a desarrollar acciones de sensibilización y movilización, sin descartar llegar a una huelga nacional, para intentar evitar que se sigan produciendo recortes en la atención sanitaria que supongan “menos servicios y derechos” tanto para los usuarios como para los profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Aunque también la confederación médica CESM comparte estas inquietudes por el momento ha preferido no sumarse ya que considera que sus particularidades les hacen priorizar la negociación de los aspectos que les afectan directamente y creen que el resto de sindicatos no siempre les respaldan. Sin embargo, no cierran la puerta a unirse en un futuro cuando se reúnan con ellos para debatir sus posicionamientos.

Mucho más claro lo tiene la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) que, pese al acercamiento de posturas con la Consejería de Sanidad, ha decidido mantener el paro de tres horas previsto para los días 26, 27 y 28 de junio. Aunque el Consejo de Gobierno ha aprobado que la nueva rebaja salarial de los facultativos “en ningún caso” sea superior al 3,3 por ciento y que los mayores de 55 años no pierdan la posibilidad de realizar módulos de actividad (guardias), el sindicato considera que esto no garantiza que los médicos no vayan a ver disminuidas sus retribuciones ya que parten de una reducción previa vinculada a la aplicación de la jornada de 37,5 horas y a la posterior anulación de los repartos y tampoco comparten la “arbitrariedad” en la aplicación de la enmienda para los mayores de 55, tras suspender el pacto de 1997.

Aunque sí han conseguido salvar las oposiciones de especialidades hospitalarias y del SUMMA 112, que se convocarán junto a las ya anunciadas de Medicina de Familia y pediatría de AP, Amyts mantiene sus reivindicaciones sobre el incumplimiento de los compromisos adquiridos para aumentar la jornada semanal y sobre la anulación de la suspensión de los “repartos” para primaria de los acuerdos de 2007 y reclaman la negociación del convenio colectivo para el personal laboral de los nuevos hospitales, así como cumplir el compromiso de hacer interinos a los eventuales de más de dos años, asuntos todos ellos que no han sido objeto de negociación con el departamento de Javier Fernández-Lasquetty.

Objetivos sin firmar

También los facultativos del resto de regiones siguen con sus estrategias de oposición y presión ante los recortes. Es el caso de los andaluces que, como consecuencia de los impagos de los pluses de productividad de 2011 y de los recortes salariales aprobados por el Gobierno autonómico, además de protagonizar encierros y otros actos de protesta en sus centros, se están negando a firmar los objetivos para 2012, al menos en los hospitales sevillanos Virgen del Rocío y Virgen Macarena y en los centros de AP de esta provincia. Además, el Sindicato Médico Andaluz (SMA-CESM) ha distribuido un ‘Decálogo de buena praxis’ frente a estos ajustes y ha exigido a la consejera del ramo, María Jesús Montero, que “de la cara” y explique las medidas a los ciudadanos andaluces dada la “total desinformación” existente sobre cómo va a afectar a la asistencia estival el hecho de que no se estén cubriendo las jubilaciones ni las bajas maternales y por enfermedad y se estén eliminando contratos de acúmulos de tareas.

Tampoco se ponen de acuerdo la consejería murciana y el sindicato CESM en su interpretación del anteproyecto de ley de ajuste presupuestario pues la primera asegura que los médicos, como personal funcionario interino, temporal y estatutario, verán reducida su jornada de trabajo con la correspondiente disminución retributiva —con un límite máximo de un tercio de jornada efectiva— mientras que el segundo critica que se excluya a los servicios sanitarios de centros de primaria y especializada, así como a los de urgencias y emergencias sanitarias dependientes del Servicio Murciano de Salud.

Por su parte, el Consejo de Médicos de Cataluña ha alertado de que se les está retirando la prórroga a los médicos que habían optado por no jubilarse a los 65 años, después de que el Instituto Catalán de Salud anunciara a finales de 2011 excepciones a esta jubilación forzosa. Además, como han detectado otros consejos como el de Castilla-La Mancha, los catalanes aseguran que algunos residentes, tras acabar su formación, se vuelven a examinar del MIR en otra especialidad para trabajar cuatro años más.