| miércoles, 18 de junio de 2014 h |

Científicos de la Universidad de Granada, en colaboración con el Hospital Universitario La Paz de Madrid y la Universidad de Texas (San Antonio, Estados Unidos), han demostrado en varios experimentos realizados con ratas obesas diabéticas Zucker que el consumo crónico de melatonina ayuda a combatir la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2.

En concreto, en su última investigación, publicada en Journal of Pineal Research, ha comprobado que la administración crónica de melatonina en ratas jóvenes obesas con diabetes mellitus tipo 2 parecida a la humana mejora la disfunción mitocondrial de forma muy eficiente, ya que es capaz de mejorar el consumo de oxígeno, disminuye los niveles de estrés de radicales libres y previene la destrucción de la membrana mitocondrial.

En la obesidad, las mitocondrias no funcionan correctamente debido a un desequilibrio homeostático, y su destrucción programada está acelerada. Ello induce resistencia a la insulina y el posterior desarrollo de diabetes mellitus.

Según destaca el investigador principal,Ahmad Agil, del departamento de Farmacología y el Instituto de Neurociencias de la Universidad de Granada, la melatonina, un potente antioxidante y antiinflamatorio,“es una sustancia natural presente en la propia naturaleza, desde las plantas hasta los animales, incluidos humanos, y funciona como señal hormonal liberada durante la noche para entronizar los ritmos circadianos”. Puesto que este proceso se interrrumpe con bastante frecuencia a causa de una excesiva exposición a la luz artificial durante la noche, “para que no haya interferencias en la generación de melatonina, es importante tratar de dormir completamente a oscuras”, destaca.

Este trabajo ha sido llevado a cabo por un equipo multidisciplinar de investigadores de la UGR, en colaboración con Gumersindo Fernández, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario La Paz de Madrid, y el profesor Rusell Reiter, del Departamento de Biología Estructural de la Universidad de Texas, en San Antonio (Estados Unidos).