Gaceta Médica Barcelona | jueves, 19 de noviembre de 2015 h |

Un estudio liderado por el Grupo de Oncología Molecular del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) concluye que la medición cuantitativa por SRM-MS (Selected reaction monitoring mass spectometry) es más eficaz que la Inmunohistoquímica (lHQ) y la Hibridación in situ (ISH), para la predicción de respuesta a tratamiento con fármacos anti-HER2. Estos datos se han publicado recientemente en la revista Molecular Oncology.

De acuerdo con las actuales guías clínicas, los indicadores para definir los tumores como HER2-positivos son la detección por IHQ de la sobreexpresión de la proteína o la amplificación del gen por ISH. Estos métodos son todavía semicuantitativos, sufren de problemas de reproducibilidad y no predicen correctamente la efectividad del tratamiento.

Paolo G. Nuciforo, investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), explica que “cuando se suministra un fármaco dirigido se debe conocer cuánta diana hay en el tumor. Las técnicas actuales nos dicen si la diana está presente o no, pero no nos proporcionan información sobre los niveles de expresión de dicha diana. La posibilidad de que un análisis cuantitativo de la expresión de proteínas pudiera ayudar a predecir mejor la respuesta del paciente a fármacos dirigidos nos ha llevado a valorar otros métodos de análisis de proteínas.”

En los últimos años, el equipo ha investigado si el análisis cuantitativo de las proteínas de la familia (HER1, HER2 y HER3) por espectrometría de masas (MS) se puede realizar en tejidos fijados en formol e incluidos en parafina (FFPE) y si puede mejorar la predicción de respuesta o resistencia a los medicamentos dirigidos contra HER2. Después de analizar casi 300 tumores de mama, se ha demostrado que la técnica no solo es capaz de determinar la abundancia absoluta de las proteínas elegidas en tejidos FFPE, sino que además los resultados que aporta no se ven afectados por la antigüedad de las muestras. Esto ha sido posible gracias a un tratamiento especial del tejido en medio líquido que ha conseguido solubilizar la proteína para su cuantificación por el espectrómetro de masas.

Una vez validada la técnica, los investigadores han demostrado que entre los tumores HER-positivos (definidos mediante las actuales guías clínicas), existe una gran variabilidad en la expresión de la proteína HER2 cuantificada con MS. Además, los pacientes con altos niveles de HER2 se beneficiaron mucho más de la terapia dirigida a HER2. Sin embargo, los métodos estándar IHC/ISH no fueron capaces de predecir la respuesta al tratamiento en la misma población de pacientes.