Premios BiC
Gaceta Médica Madrid | martes, 14 de octubre de 2014 h |

Un estudio del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) liderado por Marcos Malumbres, director del grupo de División Celular y Cáncer del centro, ha descubierto el mecanismo molecular por el que las proteínas Cdk4 y Cdk6 cooperan en el desarrollo de tumores, además de demostrar en ratones que la inhibición simultánea de ambas moléculas es más eficaz que su inhibición por separado. El estudio ha sido publicado en la revista ‘Bloods’ y se ha realizado en colaboración con la Universidad de Viena. “Los inhibidores de Cdk4/6 para el tratamiento de diversos tipos de cáncer no distinguen entre las dos moléculas y hasta ahora no se había clarificado el beneficio de bloquearlas a la vez”, ha explicado este invetsigador.

Con el objetivo de avanzar en la materia, el equipo de malumbres generó ratones modificados genéticamente que contenían versiones activadas de Cd4, de Cdk6 o de ambas proteínas a la vez, logrando así descubrir que la activación simultánea de estas proteínas conduce a la formación de tumores más agresivos y, particularmente, a un aumento de la incidencia de leucemias.Un hallazgo que sugiere que “los inhibidores combinados pueden ser más efectivos en el tratamiento de diversos tumores”, destaca Malumbres.

Los investigadores describe tabién en el estudio el origen de la fortaleza de ambos oncogenes al activarse simultáneamente. En condiciones normales, su actividad está limitada por proteínas de la familia p16INK4A ; el problema surge cuando las proteínas Cdk4 y Cdk6 se encuentran en cantidades elevadas y estas proteínas p16INK4A n no pueden ejercer de “muro de contención”, momento en el que los tumores se desarrollan y crecen de manera incontrolada.

En 2013, la FDA calificó los inhibidores de Cdk4 y Cdk6 de “terapias destacadas”, al comprobarse que duplicaban la supervivencia en cáncer de mama. actualmente, se estudia su eficacia en cáncer de pulmón y melanoma.