Premios Fundamed
carmen m. lópez Madrid | viernes, 26 de septiembre de 2014 h |

Su vida y el deporte están unidos, tanto en el plano profesional como en el personal. Dice que el fútbol le ha dado amigos, cenas y viajes y el esquí grandes satisfacciones. Para Mikel deporte y medicina es el engranaje perfecto para que su día a día enganche a la perfección.

Pregunta. Tu pasión por el deporte es prácticamente innata, ¿de casta le viene el galgo?

Respuesta. Pues más o menos, la verdad es que cuando era futbolista y tuve varias lesiones que me obligaron a acudir al traumatólogo. La empatía con él y su buen hacer hicieron que me fijara en esta profesión.

P. ¿Con qué disciplina te quedas?

R.Mis deportes han sido el fútbol y el ski, los cuales practico desde que recuerdo. El fútbol me ha dado muchos amigos, muchas cenas, muchos viajes al extranjero con el equipo de la Universidad de Navarra y grandes momentos. El ski me ha llenado desde el primer día (a pesar de los galletazos) por el entorno, la sensación de disfrutar con los amigos y el cansancio físico de los días de esquí intenso o en nieve virgen.

P. ¿Consigues concentrarte durante el partido, o estás pendiente de los “malos movimientos”?

R. (Risas) En el fútbol siempre hay que estar pendiente del juego sin balón para anticiparte al rival. En el quirófano sí que estoy más pendiente de los malos movimientos ya que la concentración es máxima para que el resultado sea el óptimo.

P. ¿Ha cambiado el deporte tu visión de la traumatología?

R. Aporta una visión muy diferente de la patología traumática que estamos acostumbrados a tratar, como las fracturas de cadera en las personas mayores, cada vez más frecuentes. El paciente deportista busca otra cosa diferente, que es la recuperación más corta para volver a su pasión. Y la psicología del deportista es completamente diferente, al igual que las exigencias del tratamiento, hay que llegar a la ‘pole’.

P. En los vestuarios, ¿ya hacías tu “pinitos” como traumatólogo?

R. En primero de Medicina ya era el médico del equipo. Un compañero tuvo un accidente en un hotel, se cortó por 20 sitios al atravesar un cristal enorme.Desde entonces he tenido que hacer muchos tapings (vendajes funcionales) de tobillo, aunque llegamos a ser dos o tres compañeros de Medicina y compartíamos tareas.

P. Entrando en terreno de juego, ¿qué te parecen los fichajes de la temporada?

R. El Barça ha fichado un gran delantero y un gran medio centro, aunque creo que el carácter que Luis Enrique puede impregnar al Barça, será sin duda un elemento diferenciador. El Madrid cuenta con la sensación del mundial (James) y otro medio centro muy completo (Kroos), con lo que todo ello aporta aire fresco y expectación a la Liga. Lo que no me parece tan bien son las cifras tan desorbitadas.

P. Hablando de gasto, ¿deberían los profesionales y la Administración arrimar el hombro ?

R. Siempre es bueno arrimar el hombro, hay muchas cosas que se pueden mejorar. La crisis afecta mucho a la Medicina, pero al final, lo más importante es el paciente, no las cifras, que hay que intentar cuadrarlas obviamente. Debemos trabajar para solucionar los problemas de nuestros pacientes de la manera más global,controlando el gasto.

P. Entrando en materia, ¿tiene la Sanidad su estructura dañada?

R. Digamos que la estructura no es la ideal. Nos dirigen políticos que muchas veces se guían por cifras y no saben de los problemas con los que nos enfrentamos.

P. ¿Debe funcionar la especialidad como la cirugía artroscópica, como un engranaje perfecto, sin que las articulaciones se desenganchen?

R. La medicina tiende y debe ser superespecializada. La Traumatología se está dividiendo en los hospitales de mayor envergadura por regiones anatómicas, que permitan tratar la articulación de una manera global.

P. ¿Y la profesión necesita de la técnica Latarjet para acabar con la inestabilidad?

R. (Ríe). ¡La inestabilidad de la profesión no se soluciona con el Latarjet! Ciñéndonos al hombro, la inestabilidad es un problema muy frecuente en la patología de los deportistas. Dependiendo de varios factores se puede hacer una reparación anatómica o recurrir al tope óseo, según técnica de Michel Latarjet para estabilizar el hombro en los casos más severos.

P. ¿Para ser médico hace falta un entrenamiento duro?

R. Sin duda, es un trabajo que requiere muchas horas, muchas guardias, estudio continuo y entusiasmo para llegar a la meta de ofrecer a nuestros pacientes el mejor resultado. Es duro tratar a pacientes que no van bien a pesar de hacer todo lo que puedes por ellos.

P. En tu consulta ves pasar a deportistas de primera plana, ¿has hecho muchos tapings últimamente?

R. Uno de los últimos deportistas profesionales que he visto es uno de los referentes en el mundo masculino del Pádel.

¿Un futbolista? Raúl

¿Una estación para practicar deporte? Invierno

¿Si no fueras traumatólogo, que serías?

Arquitecto o ingeniero

¡Si tuvieras potestad para fichar a alguien para tu equipo? Rafa Nadal, por su espíritu de superación y mentalidad ganadora.

¿A quién le sacarías tarjeta roja?A los políticos corruptos.