A. C. | viernes, 20 de noviembre de 2015 h |

El rol de las empresas ante retos globales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la próxima Cumbre sobre cambio climático de París o los nuevos avances en materia de transparencia, fueron los temas centrales del foro CSR Spain 2015 que se celebró en Madrid.

‘Time to commit’, fue el nombre de esta tercera edición, organizada por Forética. Su presidente, Alberto Durán, recalcó la importancia de elevar la actuación a tres niveles de compromiso: un llamamiento a formar parte de las decisiones internacionales, implicación con la sociedad que se extienda a nivel organizacional, empresarial y personal. Este compromiso, además, fue respaldado por todos los participantes en la mesa de tendencias internacionales. El Director de Impacto Social del World Business Council for Sustainable Development, Filippo Veglio, incidió en que éste debe ser real y no debe hacerse “de cara a la galería”.

Del mismo modo, Durán señaló que las empresas líderes en RSE son también “las que tienen mayores márgenes comerciales, menos coste de capital y mayor valoración por parte de los inversores”. Las organizaciones y países que apuestan por la responsabilidad social “son las que tienen un mejor futuro”, añadió.

En la jornada organizada por Forética, el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, se refirió a la Estrategia Española de la Responsabilidad Social de las Empresas 2014-2016 como el punto de partida para que todos los agentes implicados en responsabilidad social lleven a cabo actuaciones que contribuyan al afianzamiento y fortalecimiento de la responsabilidad social del país. Según el secretario de Estado, los tres objetivos de esta hoja de ruta son: reforzar los compromisos de las empresas y administraciones con las necesidades y preocupaciones de la sociedad; reforzar los modelos de gestión sostenibles que lleven a las empresas a ser más competitivas y eficientes, e impulsar la economía y la Marca España.

Por su parte, el representante de la Comisión Europea Pedro Ortún, que trabaja en la elaboración de la Estrategia Europea de RSE 2016-2020, se refirió a los retos futuros en esta materia, como la próxima presidencia de la UE por parte de Holanda, que ha fijado como prioridad la aceleración del proceso de responsabilidad social a nivel comunitario.

El liderazgo y la sostenibilidad fueron los temas del panel de expertos donde se puso sobre la mesa la necesidad de impulsar lo social y la discapacidad en la agenda política, y para ello es necesario reforzar y hacer alianzas en el ámbito de la RSC. Por otro lado, la jornada fue clausurada por el Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, y contó con la participación del secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, que definió la RSC como “la contribución de las empresas al objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible”.En su intervención, el representante de Marca España recalcó que ser sostenible no es un gasto, “sino una inversión” y añadió que “un país que quiera tener buena reputación tiene que ser líder en sostenibilidad”.