REUNIÓN CONJUNTA 15º CONGRESO ECCO Y 34º ESMO

br

| domingo, 27 de septiembre de 2009 h |

C.O.

Env. esp. a Berlín

La terapia dirigida de calor, denominada técnica de hipertermia regional, puede aumentar la tasa de respuesta tumoral a la quimioterapia en pacientes con sarcoma de tejido blando sin aumentar la toxicidad. Lo demuestran los resultados de un estudio fase III presentados en el congreso, en el que participaron 341 pacientes de numerosos centros de Europa y Estados Unidos entre julio de 1997 y noviembre de 2006, que recibieron tratamiento para sarcoma de tejido blando avanzado y localizado, en riesgo de recurrencia y extensión de la enfermedad.

Como explicó Rolf Issels, del Klinilum Grosshadern Medical Center en la Universidad de Munich (Alemania), todos los pacientes recibieron quimioterapia antes y después de la cirugía y la radioterapia, pero los que fueron tratados con hipertermia regional (mediante energía electromagnética) aumentaron la supervivencia y el tiempo sin progresión tumoral un 30 por ciento tres años después de tres años de tratamiento. ´´El 42 por ciento fue menos vulnerable a la recurrencia tumoral en la misma zona y a morir que aquellos que recibieron únicamente con quimioterapia, con una supervivencia estimada de 120 meses antes de la progresión local de la enfermedad frente a los 75 meses del segundo grupo´´, explicó. Esta estrategia, desarrollada durante 20 años por 150 grupos de varios países, pretende ir más allá, pues está resultando prometedora en otros tumores localizados e Issels confía en que su uso se extienda.