55º Congreso de la SEFH/ La reunión tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Madrid del 19 al 22 de octubre

br

Durante las jornadas se abordará la innovación surgida en la implantación de nuevos modelos organizativos en los centros, la innovación aplicada al desarrollo de la farmacoterapia, así como al de los distintos profesionales que trabajan en los servicios de Farmacia
| 2010-09-24T17:18:00+02:00 h |

E.S.C.

Madrid

“Innovación + Resultados” es el lema elegido este año por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) para su congreso nacional, y pretende ser un fiel reflejo del contenido de su programa científico que abarca tres áreas temáticas: innovación organizativa y en modelos asistenciales; en farmacoterapia; y por último en el desarrollo profesional.

“Es un lema que va claramente relacionado con la filosofía de la sociedad, innovar para mejorar y sobre todo medir si lo que estamos innovando tiene resultados en salud, en la sociedad, en todo el conjunto de la población”, asegura José Luis Poveda, presidente de la SEFH.

“No sólo se trata de que la innovación alcance a nuevos medicamentos, sino de ver qué cambios está habiendo y cómo podemos evaluarlos. Qué necesidades hay de formación personal, de orientación, no sólo de facultativos sino también de personal técnico de farmacias. Qué cambios ha habido y con qué resultados, como por ejemplo si ha sido positiva o no la introducción en los nuevos hospitales de Madrid de técnicos en lugar de personal auxiliar de enfermería; es una cosa que se va a discutir”, añade Alberto Morell, presidente del Comité Organizador del congreso, que se celebrará del 19 al 22 de octubre en el Palacio de Congresos de Madrid. “El eje del congreso va a ser discutir cómo van las innovaciones, cómo van los proyectos de mejora profesional”.

Y es que en su opinión, en tiempos de crisis el camino de mejorar esa incertidumbre pasa por innovar y “asegurarse de que lo que haces sirve para mejorar lo que estás haciendo” porque —puntualiza— hay ocasiones en las que las innovaciones no suponen un beneficio claro. “Por eso lo que hemos tratado es llegar a hacer una discusión sobre cómo evaluar las nuevas tecnologías y la innovación en general para llegar a conseguir avanzar. Ésa es la idea motriz”.

“El congreso trata de evaluación tecnológica, de cómo podemos nosotros modificar nuestro servicio, dar una guía para modificar y evaluar las tecnologías, y qué papel juegan los anillos tecnológicos o las nuevas fundaciones en los modelos organizativos sobre las posibilidades de desarrollo de los sistemas y la capacidad para mejorar la asistencia de los pacientes, y luego que tipo de formación necesitamos. Lo que vamos a debatir son caminos de desarrollo profesional”, continúa Morell, que además es jefe del Servicio de Farmacia del Hospital de La Princesa de Madrid.

Programa científico

Al congreso está previsto que acudan alrededor de un millar de farmacéuticos hospitalarios de toda España así como otros 50 procedentes de diversos países latinoamericanos con motivo del Tercer Encuentro Iberoamericano de Farmacéuticos de Hospital.

En cuanto al contenido concreto de la reunión, la conferencia inaugural, que correrá a cargo de Marcos Urarte, ingeniero de la consultoría estratégica Grupo Pharos, versará sobre la innovación organizativa en el ámbito sanitario.

Dentro de la sesión de Organización lo más importante, apunta Morell, serán los sistemas de calidad sobre los pacientes “en quimioterapia, la trazabilidad, las preparaciones y la prevención de los problemas que hay en el paso del paciente de atención primaria a atención especializada y la vuelta”.

En lo referente a la evaluación de la innovación en Farmacoterapia destaca la presencia de Ian Kennedy, profesor emérito del University College of London, con su ponencia “Kennedy study of valuing innovation. Trading experiences”, que hablará sobre su sistema de evaluación económica. “Es un tema relevante para ver cómo vamos a tener que enfrentar las nuevas innovaciones terapéuticas. y el modelo inglés es importante”, dice Morell.

Sobre el desarrollo profesional hablará Henri Manasse, vicepresidente de la Sociedad Americana de Farmacia Hospitalaria. En su intervención “The imperative for changing pharmacy’s practice model in hospitals” explicará cómo se realizan en EEUU los programas de formación. “Ellos tienen evaluación permanente cada cuatro años, por lo que sus programas formativos son muy sólidos. Los problemas de la evaluación de la competencia es un tema importante para nosotros”, cuenta Morell.

Asimismo se harán públicos los datos de la Encuesta 2020 —englobada dentro de la Estrategia 2020 desarrollada por la SEFH— que, en palabras del presidente del comité organizador, mostrará como está esta situación de la especialidad. “Se presentará como punto de partida, de cómo andamos de automatización, de nivel de formación, en investigación, ese tipo de cosas”.

Figura profesional

Por todo ello José Luis Poveda considera que este congreso debe ser un momento clave para reivindicar la figura profesional del farmacéutico de hospital. “Los farmacéuticos de hospital, como profesionales sanitarios que han realizado los estudios de farmacia durante cinco años y además han realizado una especialización en el hospital de otros cuatro, constituyen un agente sanitario de máxima capacitación e imprescindible para garantizar el uso seguro y eficiente de los medicamentos en la atención especializada”, asegura.

Dado el momento actual, “con una mayor complejidad terapéutica y con la necesidad de un abordaje multidisciplinar de la asistencia sanitaria, estamos obligados todos los profesionales del Sistema Nacional de Salud a trabajar de forma cooperativa con el resto del equipo asistencial para alcanzar los mejores resultados en los pacientes”. Y es en este papel conjunto, según el presidente de la SEFH, donde la aportación del farmacéutico de hospital “es una garantía en la obtención de estos resultados. Su intervención en todo el proceso farmacoterapéutico, esto es, adquisición, validación, preparación, dispensación, y seguimiento de la farmacoterapia que recibe un paciente, le confiere un papel clavel en el proceso asistencial”, destaca.

También destaca el papel del farmacéutico hospitalario en la búsqueda del uso racional del medicamento y la eficiencia económica optimizando los recursos en la política de selección de fármacos y prescripción. Para ello, concluye Poveda, es indispensable “contar con estructuras de servicios de farmacia así como evaluación y seguimiento de los pacientes”.