| viernes, 09 de octubre de 2015 h |

La antigua presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, Rosa Fuster, y su Junta Directiva se encuentran bajo sospecha por malversación de fondos y prevaricación. Los tribunales investigan un préstamo de 500.000 euros que la corporación concedió a la compañía Mibal Invest para la rehabilitación de un hotel en Barcelona. De este montante procedente de las cuotas de los médicos sólo llegó a la empresa 100.000 euros, según ha declarado al juez el abogado de Mibal Invest. Tal y como explica el diario El Mundo la cuenta donde se ingresó el préstamo se vació en 20 días.