Juan Pablo Ramírez Madrid | viernes, 17 de enero de 2014 h |

Las emigraciones de los profesionales sanitarios evolucionan por vías opuestas. Al menos 3.279 médicos abandonaron España el año pasado para trabajar en el extranjero, lo que supone un incremento del 36,3 por ciento con respecto al año pasado. La cifra podría ser aún mayor, ya que la Organización Médica Colegial (OMC) no ha contabilizado aún los datos de 2013.

En enfermería se percibe un cambio de tendencia. Por primera vez desde 2008 se ha producido una reducción de la solicitud de certificados de buenas prácticas en el Consejo General de Enfermería (CGE), un paso previo antes de aceptar una oferta laboral en el extranjero. En concreto, 1.008 enfermeros abandonaron España durante el año pasado, lo que supone un descenso del 11,1 por ciento con respecto al año pasado. Fuentes del CGE puntualizan que las cifras podrían ser superiores, ya que ante la escasez de ofertas de trabajo y la precariedad laboral en España los enfermeros deciden aceptar puestos de auxiliares en el extranjero.

El presidente del consejo de enfermeros, Máximo González Jurado, ya llamó la atención sobre este asunto hace unos meses al denunciar que un importante número de profesionales españoles aceptaban puestos de trabajo en residencias geriátricas en Alemania.

Hasta ahora, Reino Unido se ha convertido en el principal demandante de profesionales españoles, aunque en el último año la contratación de médicos y enfermeros de nuestro país ha descendido en este país. Entre enero y noviembre del año pasado. 1.077 médicos españoles fueron a trabajar a hospitales del Reino Unido, lo que supone aproximadamente un tercio de todas las migraciones. En enfermería ocurre lo mismo. 398 enfermeros marcharon a las islas británicas, cerca de un 40 por ciento de la cifra total. Francia es el segundo principal demandante tanto en médicos como en enfermeros. El número de médicos españoles que acudió a trabajar a este país ha aumentado un 51 por ciento. Sin embargo, la marcha de enfermeros ha decrecido. El ejercicio pasado, acudieron al país galo 187 profesionales de enfermería, lo que significa un descenso del 24 por ciento.

Demanda en Europa

La tendencia podría cambiar en los próximos años. Según los datos de Eures, el portal de la Comisión Europea que recoge las ofertas de trabajo, existe una oferta de 5.765 plazas para médicos y sólo Alemania aglutina 3.072 puestos de trabajo vacantes.

En el área de enfermería el comportamiento es similar, aunque en este caso el principal demandante es Finlandia, que ofrece el 45 por ciento de las 2.982 plazas disponibles.

Las ofertas laborales en la Unión Europea coinciden también con un mejor comportamiento del mercado de trabajo. Las cifras del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) reflejan un descenso del paro médico del 4,84 por ciento con respecto a diciembre de 2012, hasta situarse en 1.968 facultativos en desempleo. Según las mismas estadísticas, 10.851 enfermeros se encuentran parados, lo que supone un retroceso del 25 por ciento.

Las cifras no coinciden con las facilitadas en los últimos meses por los consejos generales que estiman que en la actualidad existen cerca de 6.000 médicos y aproximadamente 21.000 enfermeros en paro.