A. C. Madrid | viernes, 09 de octubre de 2015 h |

La ecografía endoscópica ha permitido avances notables no solo en el diagnóstico, sino también en el tratamiento de diferentes lesiones. Incluso, como asegura el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago (CHUS), Enrique Domínguez Muñoz, es una técnica que tiene una “eficacia superior” que otras pruebas de imagen en la detección de tumores de pequeña envergadura.

Pregunta. ¿En qué consiste exactamente la ecografía endoscópica?

Respuesta. Es una técnica que asocia la capacidad endoscópica con la capacidad de ecografía. Gracias a que en el extremo del propio dispositivo tiene un traductor de ultrasonidos, se puede hacer una evaluación ecográfica de órganos que están muy cerca de la luz del estómago o del intestino, de forma que tiene una sensibilidad muy elevada para la evaluación de esos órganos.

P. ¿Para qué órganos se emplea?

R. Inicialmente, se desarrolló para el el estudio del páncreas porque al estar detrás del estómago, es un órgano muy difícil de ver. Con esta técnica, no solo se puede visualizar con mucho detalle, sino que se puede acceder a él para hacer biopsias de cualquier lesión e incluso tratamientos. Ahora, es una técnica mucho más global.

P. ¿Cuáles son sus ventajas?

R. Tiene una eficacia superior a cualquier técnica de imagen en la detección de tumores pequeños. Nos permite ver lesiones de entre dos y tres milímetros, invisibles para cualquier otra técnica. Los tumores inferiores a dos centímetros —hablando en concreto del páncreas—, se ven con mucha más eficacia mediante ecografía endoscópica que con cualquier otra técnica y, además, permite tomar biopsias. Algo que hasta ahora era inaccesible.

P. ¿Para qué patologías es más útil?

R. Para estadiaje de tumores, cáncer de esófago, recto, evaluación de adenopatías, ganglios linfáticos patológicos, diagnóstico de linfomas, patología biliar tumoral, benigna o pancreática, etc.

P. ¿Puede ofrecer más detalles respecto a la patología pancreática?

R. Esta técnica permite el diagnóstico precoz de tumores que no permite ninguna otra técnica. Podemos ver lesiones incluso premalignas. Algo que hasta que se desarrolló esta técnica era una utopía. Aparte, gracias a esta técnica, todas las complicaciones de las enfermedades del páncreas, como el desarrollo de quistes o pseudoquistes, se pueden drenar a través de la pared del estómago o del duodeno.

P. Entonces, ¿es una técnica que se aplica tanto para el diagnóstico como del tratamiento¿

R. Progresivamente, se ha vuelto más terapéutica. De hecho, se están haciendo técnicas solamente quirúrgicas, gracias a ella. Estamos empezando a aplicar tratamientos locales para el cáncer de páncreas, inyectando sustancias en el tumor, ablación del tumor mediante radiofrecuencias… Todo esto guiado por ecografía endoscópica. A través del canal de trabajo del endoscopio, introducimos diferentes tipos de material para tratar el tumor. Se están haciendo tratamientos vasculares, de anastomosis intestinales, etc., que antes solo se hacían quirúrgicamente y ahora se pueden hacer mediante esta técnica. Lo que aporta esta técnica hoy y de cara al futuro es mucho.

P. ¿Cuáles son las ventajas para el paciente?

R. Si ya de por sí el poder diagnosticar tumores y poder tratarlos localmente no es poca ventaja, hay que añadir que es una técnica ambulatoria. Es como una endoscopia digestiva normal, una gastroscopia; pero no solo nos permite ver la luz del intestino y estómago, sino también de los órganos que los rodean y la calidad de la imagen es enorme.

P. Es menos invasiva que otras, ¿no?

R. Depende de con qué la compares. Desde el punto de vista diagnóstico, no es comparable con un escáner o una RM. Esta ecografía nos permite tomar biopsias y las anteriores no lo permiten. Cambia el paradigma del estudio de las enfermedades del páncreas. Al paciente se le ofrecen oportunidades que hasta ahora eran inviables.

P. ¿Cuáles han sido las principales novedades del ‘EUS Live @ Santiago de Compostela’?

R. Ha habido muchas. Sobre todo que, como ocurre con cualquier técnica nueva, lleva pocos años en desarrollo y necesita más experiencia y estandarización. Cierto es que se ha extendido muy rápidamente porque aporta mucho. Aparte, también se han discutido aspectos importantes para la estandarización de la técnica, para disminuir la variabilidad entre centros y se han transmitido casos en directo en los que se han tratado todo el abanico de opciones diagnósticas y terapéuticas de esta técnica. Asimismo, se han planteado los desarrollos futuros que se prevén de esta prueba.

P. ¿Cómo valoraría su grado de implementación en España?

R. Muy amplio. Es uno de los países en los que más se ha implementado y ha sido posible, gracias, probablemente, a nuestro sistema sanitario. En España, tanto su introducción, como su disponibilidad ha sido más amplia que en otros países. Aunque se considera de rutina en muchos centros, está más o menos disponible para su uso en cualquier paciente, en función del sistema sanitario del que hablemos.

P. ¿Cómo es la formación de los profesionales para poder aplicarla?

R. Este ha sido otro de los temas discutidos en la reunión. Es una técnica que tiene una curva de aprendizaje. En Santiago, somos centro de excelencia docente y hemos formado a alrededor de 200 especialistas que hacen periodos de formación de entre uno y seis meses, dependiendo de la disponibilidad de cada uno. Hace falta estar en un centro de referencia para aprender la técnica.

P. ¿Cuáles son los retos pendientes en este campo?

R. Es una técnica que ha evolucionado mucho. Es necesario desarrollar instrumentos asociados a la misma y que nos permitan hacer biopsias virtuales y mejorar el material para optimizar las opciones terapéuticas de la técnica.

P. ¿Podría hablar de algún estudio que demuestre la eficacia o las ventajas de esta técnica?

R. Hay muchos estudios en todos los campos, tanto de eficacia diagnóstica como de las técnicas asociadas. Son muy amplios y muy concordantes. Existen hasta metaanálisis al respecto. Todos demuestran que la eficacia diagnóstica es muy superior para lesiones pequeñas.

La introducción
de la ecografía endoscópica en España ha sido más amplia
que en otros países”

Lo que aporta
la ecografía endoscópica a día
de hoy y de cara al futuro es mucho”