Andrología/ La WAS celebra la segunda edición del Día Mundial de la Salud Sexual

br

El estrés o los nervios, las principales causas de esta patología en población joven

El listado de derechos sexuales de la WAS garantiza el acceso a atención sanitaria

| 2011-09-09T15:03:00+02:00 h |

S.P.

Madrid

La disfunción eréctil (DE) o incapacidad de mantener una erección que permita la culminación de la relación sexual no es un problema exclusivamente asociado a la vejez, como habitualmente se cree. Y es que, cada vez más, también los hombres jóvenes sufren esta patología.

Eso sí, si bien la mayoría de las veces hay causas físicas (enfermedades vasculares o neurológicas, por ejemplo) detrás de la DE en hombres mayores de cuarenta años, las causas psicológicas suelen ser las más frecuentes entre la población joven. El estrés, los nervios o incluso la presión de las primeras relaciones sexuales suelen ser las principales causas de la aparición de esta patología a esas edades.

Por eso, porque los jóvenes también son protagonistas de estos temas y a veces se olvida, la celebración el pasado domingo 4 de septiembre del Día Mundial de la Salud Sexual ha girado en torno a ellos. Con un lema muy claro: “La salud sexual de los jóvenes. Derechos y responsabilidades compartidas”, la Asociación Mundial de la Salud Sexual (WAS, World Association for Sexual Health), la organización que está detrás de la celebración por segundo año consecutivo de este evento, dio el domingo el pistoletazo de salida a un proyecto que solo acaba de empezar.

Detrás de esta iniciativa, como no podía ser de otra manera, hay un joven. Antón Castellanos, mexicano de 22 años, preside junto a Esther Corona Vargas, coordinadora ejecutiva de la WAS, el Comité de Iniciativa Juvenil. Junto a este mexicano, otros diez jóvenes de nueve países diferentes completan el Comité organizador. Así, si bien México ha sido el país que más actividades y charlas ha planificado, también países como Suecia, Líbano, Cuba o Italia han apostado por celebrar este Día por todo lo alto a través incluso de representaciones teatrales, en el caso de Cuba.

Atención sexual

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad y no solamente con la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad”. Y, por eso, para que la salud sexual sea una realidad, la web del Día Mundial de la Salud Sexual (http://www.diamundialsaludsexual.org) recoge los once derechos sexuales fundamentales que tienen todas las personas, unos derechos que “deben ser respetados, protegidos y ejercidos”.

Y, entre todos ellos, destaca el derecho a la atención sanitaria, que “debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales”. Además, la web también destaca el derecho a la información basada en el conocimiento científico, un derecho que pretende garantizar tanto la libertad de la investigación como su adecuada difusión posterior. Y precisamente aquí, en esta labor de garantía de la atención sanitaria y de información fidedigna, el profesional sanitario tiene una gran responsabilidad y una importante labor.