Informe/ El SNS pasa de liderar las contrataciones en Europa a situarse por debajo de la media del continente

br

Juan Pablo Ramírez Madrid | viernes, 13 de septiembre de 2013 h |

Menos contratos y a menor precio. Es la máxima que han aplicado los servicios de salud de las comunidades autónomas en los últimos años. La incorporación de profesionales sanitarios ha sufrido un parón, según el estudio del Observatorio Europeo de Ofertas de Empleo de la Comisión Europea. Entre 2011 y 2012, la plantilla de profesionales sanitarios del SNS creció por debajo del 0,5 por ciento. Esta desaceleración coincide con una rebaja del coste de la hora laboral del 3,4 por ciento en el primer semestre del año, un punto por encima de la media nacional, como explica el Índice de coste laboral armonizado que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

El informe de la Comisión Europea pone de manifiesto que en apenas cinco años España ha pasado de liderar la incorporación de profesionales sanitarios en la Unión Europea a colocarse por debajo de la media del continente, que se ha situado cerca del uno por ciento. Entre 2008 y 2010 la contratación de personal sanitario en España llegó a aumentar a un ritmo del siete por ciento. Hoy el crecimiento se sitúa en torno al cero.

De las cinco grandes economías de la UE (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) sólo Italia ha presentado una mejora considerable. Si entre 2008 y 2010, redujo su plantilla, en los dos últimos ejercicios la ha incrementado por encima del dos por ciento. Reino Unido se encuentra en crecimiento negativo después de avanzar un dos por ciento hasta 2010, mientras que Francia también ha desacelerado la incorporación de profesionales sanitarios, aunque se mantiene en la media de los Veintisiete. Tras la contratación de 946.000 trabajadores sanitarios en el último año, la media europea se ha visto deteriorada pero el empleo sigue creciendo a causa del envejecimiento de la población y los avances en tecnología, así como en los tratamientos, según el informe.

Los mayores incrementos se han producido en enfermería y matronas. En otras áreas de personal sanitario se han logrado crecimientos del cuatro por ciento.

El parón en la contratación de profesionales sanitarios coincide con el envejecimiento del personal actual en España. El informe detalla que cerca de un tercio de los trabajadores se encuentra entre los 50 y los 64 años. La crisis ha llevado a imponer la jubilación forzosa a los 65 años. La tasa de reposición sólo cubre un 10 por ciento de la bajas, mientras la contratación continúa en desaceleración.

El segundo sector más afectado por la rebaja del coste por hora trabajada en España es el sanitario y asuntos sociales. Sólo se encuentra en peor situación la industria extractiva. El salario y las cotizaciones sociales de estos profesionales se vienen deteriorando desde 2012. Sin tener en cuenta los efectos del calendario, la rebaja del coste laboral ascendería al 5,6 por ciento.

La oferta de plazas en formación sanitaria especializada para médicos, enfermeros, farmacéuticos, psicólogos, biólogos, radiofísicos y químicos en el Sistema Nacional de Salud ha descendido un tres por ciento, según la convocatoria para el periodo 2013-2014 que ha publicado el Ministerio de Sanidad. Las comunidades autónomas ofertarán 7.603 plazas, de las que 7.411 están sujetas a un régimen de residencia y, otras 192 al de alumnado. El número de plazas MIR se ha situado en 6.149, lo que supone una reducción del 1,4 por ciento con respecto al año anterior.

La nota de corte se ha visto incrementada y se situará en el 35 por ciento de de la media aritmética obtenida por los diez mejores exámenes, cinco puntos por encima que en la convocatoria anterior.

También se reduce la incorporación de extracomunitarios. El cupo para médicos que no pertenezcan a la Unión Europea se limitará al cuatro por ciento en una primera vuelta, frente al ocho por ciento de la convocatoria anterior. En Farmacia será de un tres por ciento, frente al cinco por ciento del año pasado, y en Enfermería se mantiene en un dos por ciento.