Premios BiC
Santiago Muñoz es presidente de la Sociedad Española de Reumatología | miércoles, 27 de marzo de 2013 h |

Se calcula que en España aproximadamente diez millones de personas —22,6% de la población— padecen alguna enfermedad reumática, lo que las convierte en las patologías crónicas más prevalentes en nuestro país. Pero, sin embargo, siguen siendo grandes desconocidas, lo que provoca continuos retrasos en el diagnóstico y en el tratamiento.

Uno de los mayores problemas a la hora de tratar estas patologías es que la mayoría de los enfermos no acude al reumatólogo como primera opción, sino que visita a otro especialista, por lo que es importante mejorar el conocimiento que tiene la población sobre este tipo de afecciones, lo que no resulta sencillo, ya que engloban a más de 250 enfermedades, de causa muy distinta.

Las enfermedades reumáticas más frecuentes son la artrosis, la osteoporosis, la artritis reumatoide; sin olvidar que la mayor parte de estas afectaciones se producen por síndromes dolorosos de partes blandas, como la lumbalgia o cervicalgia. Pero no debemos olvidar otras como el lupus eritematoso sistémico, las espondiloartropatías, las uveítis, etcétera. En general, suponen la primera causa de incapacidad física en el mundo occidental, y son la primera causa de incapacidad laboral a corto y largo plazo, así como las responsables de más del 50% de las causas de invalidez permanente. Por lo tanto, estas patologías provocan un gran impacto social y económico entre los afectados, así como un gasto considerable para el sistema sanitario.

Además, las enfermedades reumáticas están incrementando su incidencia puesto que están estrechamente ligadas al aumento de edad y al progresivo envejecimiento de la población.

No obstante, se debe lanzar un mensaje positivo, ya que en los últimos años ha habido un gran avance en este ámbito y con una intervención temprana se puede conseguir mejorar el pronóstico de los afectados y evitar daños innecesarios. Pero se debe trabajar de forma coordinada entre distintos niveles asistenciales, sobre todo con los médicos de atención primaria porque se estima que reciben cerca de 10 millones de consultas anuales motivadas por las enfermedades reumáticas. Y hacer un esfuerzo en mejorar la comunicación con distintos especialistas, para garantizar un adecuado abordaje multidisciplinar.

Desde la Sociedad Española de Reumatología, cada año apostamos por ofrecer más formación, más investigación, más ayudas, más información y mejores servicios a los socios, con la finalidad de mejorar la atención de los pacientes con enfermedades reumáticas.