| viernes, 20 de diciembre de 2013 h |

La división interna que reina en la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Madrid ha llevado a un importante número de compromisarios a solicitar la dimisión de la presidenta, Sonia López Arribas, y su equipo.

Compromisarios como José Luis Balibrea o Pedro López de la Morena han solicitado a la junta su renuncia después de comprobar las diferencias entre López Arribas y el resto de los miembros.

La asamblea ha expresado su malestar durante la votación del acta de la anterior en la que se aprobaron los nuevos estatutos. Emilio Villa, secretario del colegio, ha acusado a tres interventores, entre ellos Asunción Rosado, tras conocer su e-mail con el marido de la presidenta, desvelado por GACETA MÉDICA.

La vicepresidenta, Ana Sánchez Atrio, ha acusado a López Arribas de “faltar a su palabra desde el primer momento”. La tesorera incluso le ha instado a que se plantee su continuidad en el colegio.