wikicomem/ Fin a las pretensiones de la presidenta

br

S.P. Madrid | viernes, 04 de octubre de 2013 h |

No a los contratos. La Asamblea de Compromisarios rechazó el pasado viernes la propuesta de modificación de estatutos que permitía al Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) la firma de acuerdos con empresas privadas, como había solicitado en las enmiendas un grupo de más de 30 médicos encabezados por Julio González Iglesias, presidente de la Comisión de Estomatología.

De momento se pone fin a las pretensiones de la presidenta del Icomem, Sonia López Arribas, que insistió durante su intervención en que la ley dota a los colegios profesionales de capacidad para la firma de contrato y que la renuncia de esta función se opone a la legislación vigente. López Arribas hizo mención a dos informes jurídicos que maneja la Junta Directiva y que defenderían esta tesis.

La presidenta evitó aludir a la presencia de un tercer informe, que se encargó de sacar a la luz la vicepresidenta, Ana Isabel Sánchez Atrio. Las diferencias entre las dos primeras directivas del Icomem confirmó la división y la tensión que reina hoy en la Junta Directiva del Icomem. “Existe otro informe independiente que cuestiona la nulidad de pleno derecho a la que se refieren los otros dos”, expresó Sánchez Atrio, que tomó la palabra a pesar de los intentos de la presidenta para evitar su intervención. Tras la alocución inicial de la presidenta, el secretario, Emilio Villa, reclamó el derecho de la Junta a expresar su opinión, una misión que asumió la propia vicepresidenta que destacó el desacuerdo de diferentes miembros de la misma con parte del discurso de López Arribas. Durante diferentes fases de la Asamblea, los integrantes del equipo directivo emitieron votos opuestos, un hecho que puso de manifiesto una vez más las discrepancias dentro de la Comisión Permanente, que integra a la presidenta, vicepresidenta, secretario, vicesecretario y tesorero. Sólo la tesorera, Ana Fernández, parece hoy del lado de López Arribas dentro de este órgano de la Junta Directiva.

Mayor transparencia

Los compromisarios votaron también a favor de que se informara sobre las retribuciones de los diferentes cargos del colegio como habían solicitado una serie de compromisarios como Guillermo Sierra, Javier López de la Morena y José Luis Puerta. El letrado del Icomem, Carlos Hernández, expresó su rechazo a esta iniciativa al considerar que supone una vulneración de la Ley de Protección de Datos. Sierra fue más allá al hacer alusión a las retribuciones que había recibido Antonio Mora

Los compromisarios introdujeron una modificación más en el artículo 19.3 que contemplaba que en caso de que dimitiera el presidente antes de que concluya la mitad de su mandato, se convocarían elecciones. Con el nuevo texto, en caso de renuncia, el vicepresidente tomará las riendas del colegio, como había solicitado otro grupo de médicos encabezados también por González Iglesias.

Pero la modificación no ha logrado acabar con la incertidumbre. En un contexto marcado por el anteproyecto de Ley de Colegios y Servicios Profesionales, pendiente de aprobación, y por la renovación en marcha de los miembros de la actual Asamblea de Compromisarios, diferentes compromisarios como Sierra reclamaron una “reforma profunda” de los estatutos. “Estamos poniendo parches”, destacó e insistió en la necesidad de dotar de más poder a la Asamblea. “Se trata de un remiendo a unos estatutos obsoletos”, manifestó López de la Morena.