Almudena Fernández Madrid | lunes, 05 de enero de 2015 h |

El año 2014 llegó a su fin con claros y oscuros para la atención primaria, aunque los profesionales del primer nivel asistencial prefieren ser optimistas. Uno de los puntos fuertes más importantes del año ha sido el cierre del proceso de la ECOE, algo que, tal y como explicó el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Benjamín Abarca, supuso “la homogeneización del colectivo”, un proceso que duraba ya “demasiados años y por fin llegó a buen puerto” aunque queden todavía “algunos flecos”. En este sentido, el presidente de Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), José Luis Llisterri, incidió en que ha sido un año “muy fructífero” por haber conseguido finalizar este capítulo.

La modificación del real decreto que regula la incapacidad temporal tiene para Abarca parte positiva y negativa pues, por un lado, “por fin se produjo un cambio en el modelo”, sin embargo, su desarrollo no ha cumplido todas las expectativas de los profesionales y, de hecho, están todavía buscando algunas soluciones.

Sin embargo, 2014 también estuvo marcado por el “desánimo” de los profesionales debido a la sobrecarga asistencial, la no cobertura de plazas, así como por no haberse sustituido las jubilaciones que se han producido ya que el ratio de recuperación de esas plazas ha sido “bajísimo”, con lo cual los profesionales han visto como “a la AP no se le está prestando la atención que requeriría”, subrayó Abarca.

Desde le punto de vista social, el RD 16/2012 ha sido el punto más negativo para los profesionales por continuar en funcionamiento. “Sigue dando muestras de algo que todos hemos denunciado, que es la inequidad del sistema, que no en todos sitios está funcionando igual y, además, está generando injusticias justo en aquellos que mayor debilidad social tienen”, recalcó.

El alto nivel de colaboración de las tres sociedades de AP —SEMG, Semfyc y Semergen— ha sido también un punto muy significativo para todas ellas, que en 2015 esperan continuar trabajando juntas con la misma o mayor intensidad. Prueba de ello fue la Jornada de Investigación en Atención Primaria, un tema en el que están trabajando “muy intensamente”, tal y como enfatizó Llisterri, para el que se trata de un momento “muy bueno” para poder apostar por ella como fuente de sostenibilidad, de hecho, Semergen está impulsando proyectos multicéntricos promovidos por la propia sociedad en el campo de los factores de riesgo cardiovascular y en el del anciano frágil.

En lo que a la cronicidad se refiere, el presidente de SEMG lamentó que no se esté abordando de manera uniforme, ni se estén destinando los recursos necesarios a ella, por lo que, como propósito para el 2015, abogó por hacer del Consejo Interterritorial del SNS un ente ejecutivo y coordinador del sistema sanitario español.

Aunque queda “un recorrido enorme, desde el punto de vista filosófico, la troncalidad para la medicina de familia es un buen camino”, por lo que también lo consideró un punto positivo, así como una tarea pendiente para 2015. Sin embargo, Diana Ruiz, vocal de Atención Primaria del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), apuntó a que, al no estar la troncalidad bien definida, resulta “difícil” valorar cómo va a afectar a la AP, además, a su juicio “empeoraría la tendencia que se ha observado en los tres últimos años” de la medicina de familia (MFyC), que es “la última y la menos escogida” en el MIR pues, en su opinión, la doble elección llevaría a que quedara “en mayor grado relegada a los estudiantes que no han conseguido plaza en la especialidad que querían” y que aceptarían familia ante la dificultad que supondría volver a hacer el tronco y así “sólo se conseguiría disminuir aún más la vocación de los médicos de AP”.

Atraer a más estudiantes de medicina a la especialidad de MFyC tras hacer el examen MIR es el objetivo que se han propuesto las vocalías de atención primaria de la Organización Médica Colegial (OMC) —Atención Primaria Rural, Atención Primaria Urbana y Médicos de Administraciones Públicas— junto con el CEEM, y por el que han creado el Grupo de Trabajo de Atención Primaria y Universidad. Su coordinador y presidente de AP Rural de la OMC, Josep Fumadó, explicó que entre enero y febrero de 2015 comenzarán a impartir charlas en las facultades de medicina para dar a conocer la AP y, así, conseguir que más estudiantes se decanten por esta especialidad.

Ruiz trabajará también para que la AP tenga más prestigio y reconocimiento en el ámbito universitario, y tratará de “dignificar su papel” como puerta de acceso y fundamental en el SNS durante 2015.

La presidenta de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (Aepap), Begoña Domínguez, por su parte, incidió en que su prioridad será “asegurar y fortalecer” el actual modelo de asistencia pediátrica basado en la presencia de pediatras en el primer nivel asistencial, así como conseguir el calendario vacunal infantil único para toda España con la inclusión de las vacunas antineumocócica y contra la varicela. “De entre las decisiones ministeriales, una de las peores fue la de catalogar la vacuna de la varicela como de uso hospitalario”, denunció.

Además, en 2015 será también necesario aumentar la inversión en AP, ya que desde 2010 ha seguido aumentando la inversión en hospital y disminuyendo en primaria, lo que deberá repercutir en mejoras personales y de recursos materiales

Mejorar la coordinación entre hospital y atención primaria, basada en criterios de consenso común, aumentando la capacidad resolutiva del pediatra en el seguimiento de procesos crónicos en la infancia y facilitando su acceso libre a pruebas diagnósticas serán otros de los retos.

Lo más negativo desde el punto de vista social es el mantenimiento del real decreto 16/2012

La cronicidad no se
está desarrollando uniformemente ni se le destinan suficientes recursos