| viernes, 09 de octubre de 2015 h |

El descubrimiento de una nueva patología, la enfermedad de los canales iónicos cardiacos, y el diseño de nuevos materiales capaces de diagnosticar patologías precozmente a partir de sistemas de detección ultrasensibles han sido los proyectos galardonados en esta edición 2015 de los Premios Rey Jaime I, en las categorías de Medicina Clínica e Investigación Básica respectivamente. Unos proyectos de gran envergadura detrás de los cuales hay importantes profesionales como son Josep Brugada, jefe de Sección de Arritmias del Hospital Sant Joan de Deu, y Luis Manuel Liz-Marzán, director científico del CIC Biomagune.