Premios Fundamed
C.M.L. Madrid | viernes, 04 de septiembre de 2015 h |

Antes del parón estival el ministerio de Sanidad cerraba sus puertas con un documento de 25 alegaciones de sociedades científicas sobre la normativa que establece las bases generales sobre autorización de centros, servicios y establecimientos sanitarios. Un documento que causó estragos en muchas especialidades por considerar que vulneraba las capacidades de los profesionales en muchos de sus puntos.

Los especialistas están convencidos de que el proyecto abre la puerta al intrusismo en la práctica clínica, permitiendo que ciertos profesionales no especializados actúen en situaciones que corresponden a otros especialistas.

El presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas (Facme), Carlos Macaya, confía en que el ministerio incorpore gran parte de las alegaciones, aunque no descarta matizaciones de algunas e incluso que desestime otras.

La principal traba es la alegación que hizo la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) al ver que el decreto no contemplaba la unidad asistencial de infecciosas entre las más de 200 que enumeraba. Algo que causó sorpresa entre los especialistas y que como recordó el presidente de la Seimc, Rafael Cantón, a GM, “ignora la realidad asistencial relacionada con las enfermedades infecciosas, ya que en España existen como servicio en 26 hospitales universitarios”. Además, Macaya recuerda que el problema de base está en el no reconocimiento de la especialidad, algo por lo que también tienen en pleito con el Tribunal Supremo por el Real Decreto de Troncalidad que la contempla como área de capacitación específica (ACE).A pesar de este inconveniente el presidente de Facme considera que podría incluirse en el proyecto, ya que “existen otras unidades asistenciales multidisciplinares”.

En este sentido, Macaya indica que todas las alegaciones que han hecho las 13 sociedades son razonables y tienen buenos argumentos. “Hay muchas cuya claridad y lógica no generará discusión y debate y serán asumidas por el ministerio”, adelanta, al tiempo que recuerda que además de infecciosas, cardiología, radioterapia, hematología, oncología, biopatología médica, farmacología, anatomía patológica, cirugía plástica, pediatría, entre otras, presentaron sus justificaciones.