medicina materno-fetal/ Es un trabajo del Instituto de Investigación Vall d’Hebron

br

REDACCIÓN Barcelona | viernes, 13 de diciembre de 2013 h |

Un estudio llevado a cabo en la Unidad de Insuficiencia Placentaria del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH), por investigadores del grupo de Medicina Materno-Fetal y del grupo del CIBBIM-Nanomedicina en Enfermedades Lisosomales y Fisiopatología Celular, ha presentado la primera evidencia de una angiogénesis anormal en el tejido cardíaco de fetos con cardiopatías congénitas. Un hallazgo, publicado en el European Heart Journal, que puede permitir el desarrollo de nuevas estrategias predictivas y terapias preventivas.

Tras comprobar esta expresión anómala de los factores angiogénicos en el tejido cardíaco, los investigadores se plantearon si estos marcadores también podían observarse a través de la sangre materna, haciendo posible el cribado, y la respuesta es que sí.

Para ello, determinaron los niveles en suero materno de PIGF, sFIt y soluble endoglin (sEng) en el segundo y tercer trimestre del embarazo en 65 mujeres embarazadas que portaban un feto con cardiopatía congénita, y compararon los resultados de cada caso con tres embarazadas sin complicaciones en el mismo periodo de gestación. “El problema no solo está en el feto; está en la placenta y por este motivo vemos esta alteración de los factores angiogénicos en la sangre de la madre”, explica Elisa Llurba, investigadora principal.

Ahora, faltan estudios para fijar hasta qué grado el estado antiangiogénico determina la función cardíaca y el pronóstico clínico.