carlos b. rodríguez Madrid | miércoles, 14 de octubre de 2015 h |

El ministerio de Hacienda repartirá entre las comunidades autónomas un remanente del fondo de financiación, que tendrán como prioridad el gasto sanitario y farmacéutico. Así lo han confirmado a EL GLOBAL fuentes del departamento dirigido por Cristóbal Montoro. Aunque se desconocen las cuantías, la liberación de este remanente tendrá lugar “en breve plazo”, según fuentes del ministerio.

Hacienda responde así a las declaraciones efectuadas por el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio Sáez, que en declaraciones a varios medios ha reprochado al ministro que “parezca que haya olvidado su compromiso” para que el gasto en los medicamentos de última generación contra la hepatitis C no sumen en el cumplimiento del déficit.

Preguntado al respecto, desde el ministerio aseguran que “los gasto computan como déficit y las comunidades tienen que hacer frente al déficit sí o sí”. ¿Supone esto un giro en el plan establecido para estos fármacos? Desde Hacienda no afirman ni niegan nada sobre un plan del que, según las mismas fuentes ministeriales, “no hay nada cerrado por el momento” y sobre el que se continúa negociando.

El departamento de Montoro insiste en que no hay lugar a replantearse los objetivos de déficit. Según su postura, “las comunidades autónomas ya tienen liquidez para hacer frente a los gastos de la hepatitis y el resto del gasto farmacéutico”, una liquidez que, recuerdan, aumentará con la liberación del nuevo remanente del sistema de financiación “que hará desaparecer los problemas” a los que apunta el consejero de Castilla y León.

“Si tienen dinero para hacer frente al gasto, no vemos mayor problema”, concluyen desde Hacienda, que también citan los fondos que se han habilitados hasta la fecha (FLA y Fondo de Pago a Proveedores) como garantía de la suficiencia financiera de las regiones.