Premios BiC
JORNADA/ La nueva regulación de precios y financiación de medicamentos en España será también el punto de partida para compartir los riesgos

br

C.ARLOS B. RODRÍGUEZ Madrid | viernes, 14 de diciembre de 2012 h |

En el maremágnum de desarrollos reglamentarios derivados del Real Decreto-ley 16/2012, uno de los textos que más expectativas ha generado es la nueva regulación de precios y financiación de medicamentos en España. El Ministerio de Sanidad ha retrasado a principios de 2013 la presentación de un borrador que viene abanderado por la apuesta del Gobierno por evitar las diferentes evaluaciones, según cada comunidad autónoma o la Comisión de Farmacia de Hospital de que se trate, para llegar a una única evaluación: la de la Agencia Española de Medicamentos. Así lo aseguró la semana pasada el director general de Cartera Básica de Servicios y Farmacia del Ministerio de Sanidad. Agustín Rivero, en la jornada “Cambios en el sistema de fijación de precios” organizada por El Global y patrocinada por AstraZeneca.

Para conseguir este objetivo, las agencias de evaluación se verán obligadas a trabajar en red. Pero esto no será un problema, a juzgar por la unanimidad con que las comunidades autónomas afrontan este asunto. Por las consejerías de Sanidad ya ha circulado más de un borrador de este proyecto normativo y, según Rivero, ninguno de los cambios solicitados por los responsables autonómicos gira en torno a la evaluación única.

La nueva regulación será también el punto de partida para compartir riesgos. Además de los contratos de riesgo compartido, que hasta el momento solo han sido vistos en nuestro país en unos cuantos proyectos piloto, especialmente en Cataluña y Andalucía, Rivero aseguró que también habría que avanzar en acuerdos de precio volumen.

“El objetivo es saber en qué situación exacta, a qué persona, en qué momento y cómo se tiene que dar un medicamento”, afirmó Rivero señalando que son éstas precisamente las señas de identidad del riesgo compartido, que incorpora el criterio de flexibilidad ante circunstancias cambiantes. Así, diversas compañías farmacéuticas han planteado que si se acuerda un número máximo de pacientes a tratar, si luego se supera, se produzcan “rebajas importantes de precio en ese producto”. Más allá, según explicó el director general, alguna compañía ha llegado a ofrecer gratuitamente el coste de tratamiento de un mes si al finalizar este periodo se comprueba que los efectos no se ajustan a lo establecido en su ficha técnica.

Por otra parte, el director general de Cartera Básica de Servicios, anunció que el segundo concurso de la central de compras saldrá a la luz este mes y lo hará con la intención de “aprender de los errores” cometidos a su juicio en la primera experiencia al incluir algunos fármacos de alto coste. “Me hubiera gustado que no hubieran salido los medicamentos que salieron, porque la primera vez siempre es una prueba, pero las comunidades lo consideraron lo más adecuado. Intentaremos aprender de los errores para fijar una rutina de cara al futuro”, dijo.

Probablemente, el Consejo de Ministros dará cuenta próximamente de la nueva fase de la central de compras, a la que se han adscrito 14 comunidades. Preguntado por cuestiones sobre el número de adjudicatarios por lote, Rivero solo afirmó que el objetivo es el precio único. La idea, según explicó, es que haya varias empresas que puedan optar y que sean las comunidades las que elijan con quién firmar acuerdos puntuales en base a “mejoras que puedan trasladar las empresas, pero siempre con un precio único”.