Dr. Bartolomé Beltrán, director de Prevención y Servicios Médicos del Grupo Antena3 | viernes, 05 de abril de 2013 h |

Nos sorprenden siempre las cuestiones que aparentemente transcurren con normalidad. Este es el caso de lo que está ocurriendo en la Comunidad de Castilla y León. Con motivo de la cumbre propiciada por Aproafa, que dirige Félix Puebla, bajo el título y a modo de foro de ‘La farmacia, garantía de acceso al medicamento y al servicio profesional’, estuvimos en Valladolid para poner lupa en el trabajo del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado. La sorpresa nos la dio el conjunto del gobierno regional que a través de su consejero de Presidencia, el psiquiatra José Antonio de Santiago-Juárez, nos contó con pelos y señales las nuevas normativas que van a hacer posible la vertebración del territorio utilizando como uno de los elementos claves las estructuras sanitarias. Explicó los detalles del proyecto con el que se “dibuja el mapa de la Castilla y León del siglo XXI”. Se distingue, por un lado, la ordenación del territorio en base a lo que se ha denominado “unidades básicas de ordenación”, que pueden tener un mínimo de 5.000 habitantes y un máximo de 30.0000 o bien agrupar al menos cinco pueblos y que tenga una densidad de menos de 15 habitantes por kilometro cuadrado. “No tienen que cumplirse los dos criterios, solo uno de los dos”.

Según el consejero, y así copiamos a Sonia Andrino, del Norte de Castilla, los objetivos sobre los que se ha trazado esta ley son, por un lado, “hacer la vida más fácil a los ciudadanos” y por otro, mejorar y garantizar la prestación de los servicios en el territorio. De Santiago-Juárez ha insistido en que precisamente por esto el modelo de la Junta es un modelo “claramente municipalista”.

Así pues, Castilla y León implantará un modelo que además precisa en el conjunto de la adversidad rural y de sus núcleos de población, el fortalecimiento del modelo de farmacia español, cosa que precisan y defenderán con uñas y dientes. Pero como el Pisuerga pasa por Valladolid, hemos aprovechado para indicarles cuáles han sido las últimas aportaciones gozosas del consejero Sáez Aguado. Tomen nota.

De una parte, la firma del compromiso por la sanidad pública. El pasado 19 de febrero, el consejero firmó con numerosas asociaciones científicas, colegios de médicos y sindicatos un compromiso por la sanidad pública en Castilla y León, en el que destacaba la importancia de mantener el modelo sanitario actual y de transformar el debate en cómo mejorar y hacer más eficiente la sanidad pública, y no en una mera discusión entre sanidad pública y privada.

Luego, las Unidades de Gestión Clínica. Es una de las apuestas importantes del consejero, porque considera que precisamente una de las mejores maneras de lograr un sistema más eficiente es dotar de mayor capacidad de gestión a los profesionales. Hasta el momento se han llevado a cabo dos programas piloto, uno en Cardiología del Clínico de Valladolid y otro en Salud Mental de Zamora, y ya hay varias solicitudes de diversos servicios par convertirse en unidades de gestión clínica.

También, la estrategia de atención a pacientes crónicos es uno de los principales compromisos de legislatura en materia de sanidad, cuyo principal objetivo es la mayor implicación del paciente y la potenciación de la Atención Primaria para la atención a los procesos crónicos.

Y finalmente, el Plan de calidad y seguridad, otro de los puntos fuertes de la Consejería en la presente legislatura es el plan de calidad y seguridad del paciente, con cuyos proyectos ya se han evitado numerosas estancias en UCI e incluso algunos fallecimientos. Se calcula que en España los costes de la ‘no calidad’ ascienden cada año a los 1.200 millones de euros. Por eso es tan importante diseñar herramientas y fomentar la colaboración entre los distintos centros para intercambiar conocimiento y buenas prácticas dentro de la organización sanitaria.

Pero en ese foro de Valladolid también pude constatar la enorme ilusión e inteligencia que ha puesto en su trabajo el Consejero de la Junta de Extremadura, Luis Alfonso Hernández Carrón. Defendió el modelo tradicional de farmacia que garantiza a todos los ciudadanos el acceso a los medicamentos en “igualdad de condiciones”, manteniendo a la vez altos niveles de “calidad, seguridad y eficacia. Priorizando el interés sanitario sobre el económico”. Dijo mucho más. A micrófono cerrado y abierto, pero en breve les contaré por qué Extremadura puede dejar de ser “la tierra de los extremos” en Sanidad. Seguro.

Los consejos generales de colegios de médicos y personal de Enfermería de toda España han presentado 85 medidas consensuadas para garantizar la sostenibilidad y la calidad del SNS. El presidente de la OMC, Rodríguez Sendín, ha mostrado su preocupación ante las alternativas de privatización y ha señalado que el modelo no está en crisis, sino que “falta financiación y gobernanza”. Muchas de las medidas supondrían cerca del 30 por ciento de ahorro en las partidas correspondientes. “El problema es “muy grave”, ha reconocido el presidente de los enfermeros, González Jurado.