neurología/ Un proyecto del CSIC y la UPM generará el primer análisis global de la enfermedad y un vademécum digital

Crearán mapas para mirar con lupa el alzhéimer

br

| viernes, 24 de febrero de 2012 h |

A partir de la creación de mapas microscópicos del cerebro completo de personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, un equipo multidisciplinar de investigadores, liderados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), aportará el primer análisis global sobre esta patología.

El proyecto se engloba en el convenio de colaboración firmado el pasado 20 de octubre entre la Fundación Reina Sofía, la UPM, el CSIC y la Asociación Nacional del Alzheimer.

“El primer paso es el desarrollo de herramientas computacionales para crear un banco de datos con información clínica, epidemiológica, funcional y de neuroimagen, por medio de sistemas de información integrados”, señala el investigador del CSIC y director del proyecto Alzheimer 3p, Javier de Felipe. El proyecto cuenta con la estructura y los recursos humanos y técnicos del proyecto Cajal Blue Brain, cuyo fin es realizar ingeniería inversa del cerebro para conocer su funcionamiento y analizar cómo se altera ante diversas enfermedades.

El Centro de Tecnología Biomédica, el Centro de Supercomputación y Visualización de Madrid, el Centro de Domótica Integral de la UPM, y el Instituto Cajal del CSIC acogerán la mayor parte de las instalaciones donde se lleve a cabo el proyecto.

Como detalla De Felipe, entre los recursos tecnológicos que se emplearán en el proyecto destaca la “cueva de realidad virtual de cinco caras”, desarrollada por la UPM y T-Systems, que permitirá reproducir la evolución de la enfermedad mediante simulaciones 3D, y “Magerit”, un supercomputador capaz de recrear el cerebro de manera virtual con una potencia pico de cálculo de 103,4 TeraFlops (103.400.000.000.000 operaciones por segundo).

Además, el Laboratorio Cajal de Circuitos Corticales cuenta con el microscopio Cross Beam NEON 40 EsB, que realiza reconstrucciones seriadas del cerebro a nivel ultraestructural de forma automática; y el Laboratorio de Neurociencia Cognitiva y Computacional del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM dispone de uno de los dos únicos magnetoencefalógrafos que hay en España, que mide de forma directa y no invasiva la actividad neuronal del cerebro.

Las conclusiones del trabajo servirán para realizar estudios transversales, simular y recrear modelos de esta enfermedad que afecta a unas 650.000 personas en España, en aras de desarrollar tratamientos efectivos e incluso avanzar en el desarrollo vacunal.