| martes, 08 de junio de 2010 h |

Nicolas Sarkozy El Gobierno francés ha anunciado que reducirá el gasto en sanidad en 600 millones de euros este año gracias a una rebaja de 100 millones de euros en los precios de los fármacos y la congelación de subvenciones públicas por valor de 180 millones de euros para hospitales y geriátricos pero no ha planteado recortar el sueldo de los sanitarios como hará España.